Autor: Domenech, Jordi. 
   Jordi Pujol, contra un compromiso histórico  :   
 El líder de Convergencia Democrática niega todo apoyo a un posible gobierno UCD-PSOE. 
 ABC.    09/12/1978.  Página: 5-6. Páginas: 2. Párrafos: 4. 

JORDI PUJOL, CONTRA UN "COMPROMISO HISTÓRICO"

El líder de Convergencia Democrática niega todo apoyo a un

posible

Gobierno U. C D.P. S. O. E.

Barcelona, 8. (De nuestro corresponsal.) «No queremos parecer, porque no lo

somos, los acólitos de la Izquierda marxista», me decía esta tardr persona muy

vinculada al líder nacionalista catalán, Jordi Pujol. al comentar el editorial

que éste ba publicado en et último número de "Convergencia", boletín informativo

de su partido. En este editorial, el secretario general de Convergencia

Democrática de Cataluña se desmarca claramente de la Izquierda marxista y

rechaza cualquier posibilidad de coalición gubernamental en el marco de la

Generalidad con socialistas y comunistas, y en la que Convergencia Democrática

actuara como mero acólito.

NO HABRÁ LUCHA DE CLASES.—Esta nueva —para algunos— linea política de Pujol y su

partido, aunque para él no se trate más que de la ratificación de la postura

mantenida siempre, queda meridianamente expuesta en los siguientes párrafos del

mencionado editorial: «Que nadie cuente con Convergencia Democrática para hacer

un "compromiso histórico" o para actuar de acólito en una problemática mayoría

de uno o de diversos partidos de Izquierda o para acabar de dar credibilidad y

entrada a la derecha española y en gran parte dudosamente catalanista. Es

objetivo de C. D. C. Jugar un papel determinante en la política catalana y hacer

una linea de defensa de los intereses colectivos y de reconstrucción nacional.

Esto no es una novedad. Quiere significar, por ejemplo, que C. D. C. hará todo

lo posible para evitar en Cataluña una mayoría inspirada en el marxismo y en el

concepto de la lucha de clases. Es decir, para evitar una mayoría que responda

más a criterios Ideológicos y a defensa de intereses sectoriales, en este caso

de la izquierda, que no al interés del país, Hará todo lo posible para evitar

que Cataluña sea vista sólo como una pieza más en e¡ tablero de ajedrez de la

política española que no como un valor sustantivo propio.» Refiriéndose a la

postura que mantendrá ante cierta derecha. Pujol afirma; "C. D. C. se opondrá al

intento de que prevalezcan intereses sectoriales, en este caso de derechas,

sobre el interés general del pais. También significa que se opondrá a toda

política por la cual esos Intereses sean de mayor peso que un buen Estatuto de

autonomía.»

INVESTIDURA DE SUAREZ.—Asimismo. Jordi Pujol me afirmaba esta misma tarde que su

partido «está a la expectativa», refiriéndose a la política española

posconstitucional, pero que sigue siendo partidario de Que Suérez se someta al

voto de investidura y no de que convoque elecciones generales, «alternativa que

hemos sido el primer partido de toda España en mantener», me recuerda el líder

nacionalista catalán. También Pujol, y a pesar de los resultados del referéndum,

sigue creyendo que es más positivo para el país un Gobierno de U. C. D.Minorias

que una coalición gubernamental U. C. D.P. S. O. E., en el caso de que Suárez

opte definitivamente por la investidura. Pregunto a Pujol si estas palabras y

actitud no representan un contrasentido con la táctica que está siguiendo su

partido, C. D. C., en las votaciones para la aprobación del articulado de]

Estatuto de autonomía, en las que en diversas ocasiones han votado con

socialistas y comunistas, A lo que contesta: «No se trata más que de meras

coincidencias, a las que parece que se quiere dar mucha Importancia, y por el

contrario se olvida que debido a Convergencia Democrática, en el Estatuto de

autonomía de Cataluña se hace referencia expresa a la libertad de empresa, al

haber Incorporado al mismo una llamada al artículo 38 de la Constitución.»

ALTERNATIVA COMUNISTA.—Y como si esta desvinculación explícita del partido de

Pujol de la izquierda marxista hubiera ya sido alertada por los comunistas, el

secretario general del P. S. U. C., señor Gutiérrez Díaz, quien por cierto ayer

presentó su renuncia al acta de diputado en el Congreso, en el informe que hoy

ha leído en la Inauguración de la II Conferencia Nacional de este colectivo, ha

afirmado sobre este tema: «Convergencia Democrática, fuerza de centro izquierda

que expresa la voluntad nacional y democrática de un importante sector de

nuestro pueblo, se resiste enérgicamente a los Intereses de captación —Gutiérrez

ee refiere con esta palabra a la propuesta de Antón Cañellas— y, en la práctica,

se está, produciendo un grado de coincidencia y acercamiento político con

socialistas y comunistas en la linea de unidad amplia y de progreso que nosotros

hemos estado preconizando.» En otro párrafo de su Informe. Gutiérrez Díaz, y

como si contestara a Jordi Pujol, ha insistido en hacer una llamada a

socialistas y Convergencia Democrática para que confronten sus políticas

municipales con los comunistas «para elaborar un programa común para Cataluña en

el que delimitemos las líneas generales de actividad en el plano cultural, de

enseñanza, sanidad, política territorial, desarrollo económico y ecología». Lo

que evidentemente pone de manifiesto, una vez más. el interés de los dirigentes

del P. S. U. C. en mantener esa apariencia de coincidencia entre su partido y

los nacionalistas de C. D. C.. actitud que en privado ha criticado, o por lo

menos se ha referido a la misma doliéndose, Jordi Pujol. Mostrando también su

disparidad de criterio con Jordi Pujol. Antonio Gutiérrez ha señalado la

necesidad de un Gobierno de coalición U. C. D. P. S. O. E. con estas palabras:

«Los comunistas proponemos la formación de un Gobierno de U. C. D. y del Partido

Socialista Obrero Español, en base a la elaboración de un programa pactado

conjuntamente con nosotros y los otros grupos parlamentarios democráticos, Jordi

DOMENECH.

 

< Volver