La sanción de la Constitución. Declaraciones de Hernández Gil. 
 Mi misión está terminada  :   
 He querido servir -dijo- a la Monarquía, a la democracia y al Rey Don Juan Carlos. 
 ABC.    28/12/1978.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

DECLARACIONES DE HERNÁNDEZ GIL

«MI MISIÓN ESTA TERMINADA»

«He querido servir —dijo— a la Monarquía, a la democracia y al Rey Don Juan

Carlos»

Antonio Hernando Gil, presidente de las Cortes. tras el acto de sanción real de

la. Constitución, manifestó; "Estoy pendiente de despachar con el Rey y con los

presidentes y miembros de lai Cámaras. Mi misión está claramente terminada.»

Anadió que «en todo momento he sentido una gran responsabilidad en el ejercicio

del cargo. Esa gran responsabilidad ha estado siempre «empañada de una

comprensión por parte de todos los grupos parlamentarios. En este momento, la

responsabilidad concluye. El haberla concluido, tal y como ustedes han visto, es

una satisfacción».

«Pero no es una satisfacción personal. Lo Importante es que yo puedo compartir

la satisfacción con todos los miembros del Parlamento, que han cooperado desde

sus puntos de vista a llevar a cabo esta Importante obra política y legislativa

que es la Constitución.»

Preguntado sobre el momento más difícil de su gestión, dijo: «Todos los momentos

han sido difíciles y no ha habido ningún momento difícil, porque no puedo

señalar un momento en particular. SI acaso, nodría Indicar el comienzo de mi

actividad en las Cortes, cuando todavía, celebradas las elecciones del 15 de

Junio de 1977. no se habían organizado las Cámaras y era yo la única persona que

había como parlamentarlo en este edificio.»

Agregó que «ese fue un momento que a mí se me presento como difícil Pero,

afortunadamente, desde ese primer momento, también, en cuanto pasaron a mi

despacho los representantes de los que entonces eran sólo partidos políticos o

coaliciones, no grupos parlamentarlos, pude comprobar que habla una voluntad de

comprensión y de entendimiento, no sólo desde mi punto de vista, sino desde el

punto de vista de ellos».

«Yo quiero poner de manifiesto —anadió— que la comprensión ofrecida por quien

políticamente es independiente, es decir, no está catalogado en una Ideología,

es una comprensión más fácil, porque es una disposición hacia la comprensión de

todos. Sin embargo, la comprensión, desde los puntos de vista Ideológicos,

entraña una mayor dificultad, porque el miembro de un partido no puede nunca

abdicar de sus creencias. Luego es una tarea delicada, sin abdicar de esas

creencias, adoptar una actitud de comprensión. Quiero resaltar este hecho.»

Sobre su propio futuro, el señor Hernández Gil dijo: «Yo he sido siempre el

mismo, el que soy y el que seguiré siendo. Ese hipotético ofrecimiento de que

ustedes me hablan, para un nuevo cargo, está, evidentemente en la línea de mi

vida, en la línea de mi formación.

Siguió diciendo: «Luego, esta consagración al Derecho, hace que lo que ustedes

aluden esté perfectamente en la línea de mi consagración al Derecho. Fui

Introducido en la política sin haber dado ningún paso hacia ella. He querido

servir a la Monarquía, a la democracia y al Rey Don Juan Carlos.»

 

< Volver