El número dos del PSOE mencionó también a la Iglesia. 
 Guerra: El Rey debe jurar la Constitución     
 
 Diario 16.    02/12/1978.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Información general

El número dos del PSOE mencionó también a la iglesia

Guerra: El Rey debe jurar la Constitución

BARCELONA, 2 (D16 y agencias).—«El Rey tiene la obligación moral de jurar el

texto de la Constitución», manifestó ayer el secretario de Organización del

Comité Federal del PSOE, Alfonso Guerra, ante unas dos mil personas en un mitin

a favor de la Constitución, organizado por el Partido Socialista de Catalunya.

El dirigente socialista añadió que «todas las instituciones tendrían que jurar

la Constitución y de todas ellas, la Monarquía la primera». También citó entre

las instituciones a la Iglesia.

Puestos en contacto con la Ejecutiva del PSOE esta mañana para conocer si el

partido, como tal, iba a presentar o promover el juramento del Rey a la

Constitución, Javier Solana, secretario de Informacion, se remitió a las

declaraciones del número dos del partido.

Ataques a Martín Villa

En el acto, en el que estuvieron presentes los principales líderes socialistas

catalanes, Alfonso Guerra indicó que «la Constitución es la ruptura a favor de

la democracia». Atacó duramente a la oligarquía y a algunos miembros del

Gobierno, y en concreto al ministro del Interior, Rodolfo Martín Villa.

Respecto al «golpe de mano» afirmó que «el Gobierno engaña al país al decir que

no pasa nada». Pidió la democratización del Ejército al igual que la del resto

de las instituciones que componen el Estado.

Para el dirigente socialista, los tres problemas que se deben solucionar una vez

aprobado el texto constitucional, son la crisis económica y política y

estructurar el Estado.

Negó que el PSOE tuviera en mente la participación en el Gobierno junto con la

UCD, «ya que —según Guerra— esto supondría perder la alternativa de izquierda en

este país».

Se mostró partidario de elecciones generales e indicó que en el caso de que

el presidente Suárez se decidiera por el voto de investidura «no podrá evitar

que se celebran elecciones en muy corto tiempo».

En el acto a favor del sí a la Constitución, intervino también el primer

secretario del PSC, Joan Reventas, quien dijo que «la política de consenso está

terminada».

Valoró los aspectos positivos que tiene la Constitución y pasó a enunciar los

objetivos socialistas una vez aprobado el texto. En concreto, habló de la

política de saneamiento de los Ayuntamientos, y exigio la celebración de

elecciones municipales.

A continuación, Josep Vidal puso de relieve los problemas que tiene en estos

momentos el campesinado. También intervino en el mitin el primer secretario de

las Juventudes del partido, Jordi Casanovas, que pidió el voto afirmativo de la

juventud al texto constitucional.

Luis Fuertes, secretario general de UGT de Catalunya, señaló que «esta

Constitución recoge los derechos por los que los trabajadores hemos luchado en

los últimos años».

Se refirió luego a «los fascistas y golpistas» como «los únicos que no quieren

la Constitución democrática», y enjuició el texto constitucional como «la salida

para solucionar los problemas que tiene planteados el pueblo»

 

< Volver