Autor: Taboada, Carlos. 
 Referéndum: hora cero. Partido Socialista Obrero Español (PSOE). 
 Felipe: Adiós a las leyes franquistas     
 
 Diario 16.    04/12/1978.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 29. 

Referéndum: Hora cero

Partido Socialista Obrero Español (PSOE)

Felipe: «Adiós a las leyes franquistas»

Carlos Tabeada

BILBAO, 4 (Enviado especial D16).-El secretario general del Partido Socialista

Obrero Español (PSOE), Felipe González, cultivó durante e1 fin de Semana el

apoyo al proyecto constitucional en el País Vasco.

Ayer, en el velódromo de Anoeta arremetió contra los grupos terroristas, censuró

a los que procuran la abstención y explicó la conveniencia de «esta constitución

que abre las puertas a una nueva etapa, arrumba las leyes franquistas y es

válida para todos».

Los dirigentes del Partido Socialista de Euskadi (PSE - PSOE) mostraron au

satisfacción por la asistencia y desarrollo de los tres mítines -Vitoria, Bilbao

y San Sebastián-, en los que participa Felipe González,

El secretario general reprochó a Santiago Carrillo que utilizara sus

intervenciones en la campaña del referéndum para criticar ni PSOE y censuró del

Gobierno su «incapacidad de transmitir confianza al pueblo».

Chatear en Portugalete

Él sábado, junto con el presidente del PSOE y del Consejo General Va s c o

(CGV), Ramón Rubial, aprovechó un tiempo libre al mediodía para ir de vinos por

los bares más típicos de Portugalete.

Entre pote y pote, Felipe comentó que, al margen de lo agradable del inusual

«alterne», quería demostrar que «en las calles de las ciudades de Euskadi se

podía estar y que la tragedia de la violencia es superable».

Aún con considerables medidas de seguridad personal, el líder socialista paseó

durante más de media hora, entrando de bar en bar. «Mira, ése se parece a Felipe

González», dijo una moza a su amiga,

País Vasco:

Normalidad en la

"Operación Ariete"

BiLBAO, 4 (D18). - La «Operación Ariete» se está desarrollando con normalidad en

el País Vasco. El redoblamiento de la vigilancia, en previsión de posibles

atentados en vísperas de referéndum, es notoria y se deja sentir a simple vista.

Al contrario que en el resto de España, en Euskadi son fuerzas de la Guarda

Civil y Policía Armada las encargadas de la operación. El Ejército desempeña

tales precauciones «extras» en las demás zonas del país.

Este despliegue policial se advierte también en la intensificación de vigilancia

por las calles de las capitales vascas, así como en las carreteras, tanto de

índole nacional como comarcales.

traen lo realirmó con un: «Es clavado».

Viva la vida

El secretario general finalizó uno de sus mítines gritando «viva la vida».

Afirmó que la Constitución, evidentemente, no era socialista en su contenido,

pero permite «el ejercicio de las libertades y la democracia y abre las puertas

a la autonomía y al socialismo».

Se mostró favorable a todo aquello que suponga autonomía, pero únicamente eso.

Atacó a los partidos que reclaman la autodeterminación, «porque eso significa

independentismo. Y a los socialistas les rebota la acusación de españolistas si

eso quiere decir que no somos separatistas».

Pidió solidaridad entre todas las nacionalidades y regiones del Estado. «Hay

quienes identifican únicamente la autonomía a los derechos forales -señaló

refiriéndose al Partido Nacionalista Vasco-, y no es así. Para el PSOE es tan-to

derecho el del trabajo, la educación y la vida co-mo el último de los fueros.»

Los vascos

El dirigente socialista advirtió que tan vascos son los «Sánchez y Pérez» como

los «Urruchurtum y Echeverría», si unos y otros trabajan en Euskadi.

«Nosotros defendemos la Constitución desde el primer artículo hasta la última

disposición transitoria -agregó-. Estoy seguro que los abstencionistas dan como

cierto que saldrá refrendada y eso es una trampa como la copa de un pino.»

Felipe González dejó sentado el rechazo a cualquier presión de las metralletas e

instó «a que se ejerzan las libertades, desechando el miedo. No temo a los

problemas, tengo esperanza en el futuro, pero lo único que me preocupa de verdad

es el miedo del pueblo».

Benegas

Txiqui Benegas, secretario general del PSE y consejero del interior del CGV,

acompañó a Felipe durante el fin de semana. Manifestó que la Constitución es la

«única solución frente a los intentos golpistas, violentos y posiciones

inhibistas».

En Anoeta llega a decir que «los que no saben respetar la vida de los demás e

incluso la libertad actúan igual que los sublevados contra la República y nos

oprimieron durante cuarenta años». Propuso un acuerdo posconstitucional a todas

las fuerzas políticas vascas que se centraría en un pacto para la autonomía y un

compromiso de pacificación.

Ayer mientras se desarrollaba el mitin, el consejero del interior se enteró que

se habla convertido en padre. Cuando le tocó el turno, alguien que le dio la

palabra se refirió al «nuevo socialista recién llegado al mundo».

Rubial

Ramón Rubial, de quien dijo Felipe es «como el olivar; mucho fruto lleva y poca

sombra da», hablo en Bilbao y San Sebastián,

y en diferentes momentos se mostró visiblemente emocionado.

El presidente del PSOE disiente del contenido del proyecto constitucional al no

ser de corte socialista, «pero es la única posible», dijo, y terminó gritando:

«Si los chacales aullan es que avanzamos.»

Redondo

El secretario general de la Unión General de Trabajadores (UGT) y diputado del

PSOE, Nicolás Redondo, defenderá con «uñas y dientes» la Constitución, según ip

expresado ayer en la capital donostiarra. «No es una concesión gratuita de la

oligarquía franquista ni de la derecha suarecista; al contrario, es resultado de

la lucha de los trabajadores.»

El líder obrero negó que la UGT y el PSOE realicen una política

desestabilizadora, como acusa el Partido Comunista de España (PCE), a quienes

pidió que cesaran en sus hostilidades, «no porque me den miedo, sino porque como

trabajadores que son, igual que nosotros, tenemos que colaborar para acabar

contra el actual entramado institucional que aún propicia la corrupción, la

negligencia en el trabajo y los hábitos que perduran aún del franquismo».

Felipe González mantuvo una rueda de prensa el sábado, en la que advirtió al PNV

de que el porcentaje de abstención no lo tendrán en cuenta, porque «ellos

precisamente fueron los que mantuvieron esa tesis en tiempos de la República».

Al hablar del tema del orden público, el secretario general precisó la imperiosa

necesidad de «defender un valor superior, que es el orden democrático».

«El Gobierno debe reconocer su incapacidad para resolver la cuestión vasca.

Porque es débil, no gobierna, carece de auto ridad moral, le falta poder de

convocatoria, manipula la información y es incapaz de transmitir confianza al

pueblo. Y en esa medida tiene que asumir la responsabilidad que le corresponde.

Es tan débil, que en algunas ocasiones tuvimos que echarle un capote para

proteger la democracia», concluyó.

 

< Volver