Autor: Teba, Juan. 
 Referéndum: Día D. 
 Andalucía occidental: Nadie duda del sí     
 
 Diario 16.    06/12/1978.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Andalucía occidental: Nadie duda del "sí

Juan Teba

SEVILLA, 6 (Corresponsal D16).-Líderes políticos y representantes

gubernamentales comparten un optimismo moderado en cuanto a la participación

popular de tos andaluces en el referéndum. Según sondeos de distintas

procedencias, entre un 70 y un 80 por 100 de la población de A n d a l u cía

occidental ejercerá su derecho al voto.

Aunque nadie pone en duda el signo de la votación -mayoritaria para el sí-, los

distintos pronósticos oscilan entre el 60 y el 85 por 100 a favor de síes. En

este punto, los más optimistas son los hombres del partido gubernamental, cuyos

líderes no se han recatado en afirmar en los distintos mítines que el sí a la

Constitución alcanzará en el sur hasta el 90 por 100. Los comunistas se muestran

más precavidos y afirman, que con un 60 por 100 seria suficiente para la causa

de la democracia.

A diferencia de junio de 1977, la presente campaña en pro del referéndum llevada

a cabo por el abanico de fuerzas políticas no encontró en Sevilla el marco

principal de la actividad propagandística. En esta ocasión fue Cádiz el lugar de

coincidencia de las ac-tuaciones de los principales líderes.

A Cádiz, los líderes

Hasta la capital gaditana llegaron Felipe González, Alfonso Guerra y los

comunistas Santiago Carrillo, Simón Sánchez Montero y Rafael Alberti. Ningu-no

de estos hombres cele-braron mítines en ningún otro punto de Andalucía

occidental.

Sin embargo, los líderes de UCD desarrollaron un vasto programa de mítines y

contactos con la prensa en Sevilla. Enrique Sánchez de León, Manuel Clavero,

Jaime García Añoveros y Soledad Becerril presidieron actos públicos en Sevilla y

provincia. En igual medida podría citarse a hombres como Manuel Fraga, quien

propugnó el «sí, pero...»; o Federico Silva, quien se inclinó por el no, por

aquello de las nacionalidades.

Otra de las peculiaridades que se pueden señalar es la decidida atención que

prestaron los portavoces del no de ambos signos -extrema derecha y extrema

izquierda- a Sevilla.

 

< Volver