Autor: Velasco, Ángeles. 
 Tras la reunión urgente a la que fue convocado el discutido jefe de informativos de TVE. 
 UCD y AP piden el cese de Balbín     
 
 Diario 16.    21/01/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 18. 

Tras la reunión urgente a la que fue convocado el discutido jefe de informativos de TVE

UCD y AP piden el cese de Balbín

Angelas VELASCO

Madrid — Cuatro consejeros de UCD y uno de AP piden al director general de! "ente público RTVE, José María Calviño, que destituya al director de los servicios informativos de TVE, José Luis Balbín.

Los representantes del PCE y del CDS formulan duras críticas a la actitud de Balbín, mientras que para Francisco Fernández Marugán y Roberto Dorado, representantes del grupo socialista, «no ha habido ninguna prueba ni se ha observado ningún comportamiento que haya atentado contra el espíritu y la letra del estatuto en lo referente a los hechos que motivaron el aplazamiento del programa "Los Ayuntamientos de izquierda". Lo que sí se ha observado —añaden— es la existencia de defectuosos hábitos de coordinación interna heredados».

Estas conclusiones fueron expuestas en una rueda de prensa celebrada después del consejo de administración, que había sometido al director del programa «La clave» a una veintena de preguntas.

«Lo único que está claro . es que nada ha quedado claro.» Fue la primera frase pronunciada por Alvares del Manzano nada más entrar en la sala donde se Iba a celebrar la rueda de prensa.

Responsabilidades

«Durante una hora — dijo a continuación Francisco Fernández Marugán— ha comparecido ante el consejo José Luís Balbín, quien ha hecho una exposición de los hechos. Posteriormente, todos los grupos han valorado los mismos, llegando a la conclusión de que el resultado más conveniente es que cada grupo eleve una propuesta al director general de RTVE.»

Carmen Llorca (AP) estimó: «Como no hemos llegado a una postura concreta, exijo responsabilidades ai señor Balbín.» José Antonio Escudero (CDS) señaló que «se ha lesionado la libertad de expresión», añadiendo además que «todavía no se ha escuchado a la directora de la Segunda Cadena».

A la pregunta formulada por uno de los informadores sobre sí José Luis Balbín había aportado algo a lo dicho por José María Calviño el día anterior, Kindelán fue tajante: «A mi modo de ver, no, aunque tengo que reconocer que ha habido más precisiones.» Añadió que la impresión que ha dado Balbín es de que «ha habido presiones».

Todos los consejeros coincidieron con Escudero en afirmar que lo importante es comprobar si se ha lesionado la libertad de expresión en el tema «¿os Ayuntamientos de izquierda», programa que queda aplazado de momento a una fecha no especificada, aunque se cree que puede ser emitido el próximo 4 de febrero.

La rueda de prensa quedó concluida tras señalar los consejeros que «la voluntad expresada por José Luis Balbín en la reunión es la de no dimitir». Dimisión que puede, sin embargo, ser provocada por el director general del ente público, una vez que valore la propuesta que, individualmente, le han enviado los respectivos grupos que componen el consejo de administración del ente.

Los consejeros de UCD consideran que, «a la vista de las explicaciones de José Luis Balbín, los hechos revisten la apariencia de una grave limitación al derecho de libertad de expresión que la Constitución garantiza y por cuya efectiva vigencia en el ámbito de RTVE nos corresponde velar».

«En tales condiciones —añade la nota emitida por UCD— instamos al director general a que, en el marco de las competencias que le otorga, disponga la destitución del director de los servicios informativos de TVE.»

Por su parte. Alianza Popular ha elevado a José María Calviño la solicitud de que «se le exijan las responsabilidades a que hubiera lugar a José Luis Balbfn, incluyendo su cese, dado que de sus explicaciones se deduce que tomó una determinación unilateral para ausentarse de España sin haberle comunicado al director general tal determinación. A un profesional de ¡a categoría del señor Balbín le obliga en tan alto cargo fe defensa de la libertad informativa, la explicación veraz de los hechos y el comportamiento que exigen las normas administrativas».

Corregir errores

Antonio Kindelán, representante del Partido Comunista, define los acontecimientos como «graves» y señala que las informaciones recibidas no despejan las dudas sobre muchos aspectos de dicho incidente, ya que es inexplicable que un director de informativos de TVE no comuniqué a sus jefes y pida la correspondiente autorización para ausentarse, desapareciendo por un espacio superior a los tres días y sabiéndose ilocalizable».

«También es inexplicable —añade la nota emitida por el grupo comunista— que los servicios informativos hayan omitido toda referencia a un asunto que ha ocupado las primeras páginas y editoriales de los más importantes diarios del país y por qué, pese a ello, se le ha dado suficiente tiempo al señor Balbín para explicarse.»

«Lo que importa saber es si ha habido presiones desde esferas del Partido Socialista o desde e! mismo Gobierno que constituyan motivo principal de levantamiento del referido programa.» Kindelán termina diciendo que lo importante es que «se corrijan errores».

Los consejeros del CDS lamentan !o acaecido «por cuanto — especifican — queda en entredicho ante la opinión pública la legítima libertad de expresión amparada por la Constitución».

«Consideramos insuficientes las explicaciones recibidas y lamentamos la descoordinación que ha existido entre la dirección general y los servicios competentes, y especialmente la confusa actividad y ausencia del director de informativos el pasado fin de semana.»

Pese a las críticas formuladas, los representantes del CDS se abstienen de proponer con sus votos las medidas concretas, «instando —afirman— al director general para que adopte las medidas oportunas que garanticen en el futuro la no repetición de episodios de esta naturaleza».

 

< Volver