Autor: López García, M.. 
 Ante la morosidad del F.O.R.P.P.A.. 
 Los productores extremeños de tomate pasan a la venta directa     
 
 Informaciones.    15/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

ANTE LA MOROSIDAD DEL F.O.R.P.P.A.

Los productores extremeños de tomate pasan a la venta directa

BADAJOZ. 15 (INFORMACIONES, por M. López García).

PEDIR a los campesinos que empiecen de manera inmediata a recoger el tomate y que procedan a

venderlo a quien más pague por él es la postura que en este momento hace la Unión de Campesinos

Extremeños a todos sus afiliados, postura que se espera se vea secundada a partir del martes. Hartos ya de

que el F.O.R.P.P.A. haya decidido tomarse las cosas con la calma más increíble, cuando ya están

comenzando a pudrirse tomates en las matas, han decidido cortar por lo sano e ir a lo directo:

«Recogeremos el tomate y lo venderemos al que más pague», dice Santiago Leal, destacado líder de la U.

C. E.

A la pregunta de si esto supone una ruptura del contrato que tenían ya hecho con el F.O.R.P.P.A.,

respondió que ellos no quieren romperlo, pero para que el cultivo sea rentable no se puede pagar el kilo,

como está previsto de momento, a 3,25 pesetas. Por ello, un buen pellizco de los 400 millones de kilos de

tomate que el F.O.R.P.P.A. había contratado, se irán a manos de los industriales de la región murciana,

que vienen pagando actualmente el kilo a 4,50 pesetas, exactamente 1,25 por encima del precio oficial.

UNA AMENAZA PARA EL PLAN BADAJOZ

"Hay que considerar —dice Luis López-Lago, presidente de la Asociación Profesional de Empresarios

Agrarios— que los murcianos no se van a llevar más de 30 millones de kilos, por lo que si el

F.O.R.P.P.A. no autoriza la subida del precio, esto supondrá la destrucción del Plan Badajoz." Los

agricultores, añade, "van a perder la fe en el tomate y se dedicarán a sembrar cereales. La situación es

gravísima".

El señor López-Lago asistió a las reuniones con el F.O.R.P.P.A. celebradas en Madrid, al igual que Juan

Rodríguez, presidente de la Cámara Oficial Sindical Agraria, quien manifiesta que "hay esperanzas de

conseguir un precio más alto". Lo que ocurre, a su juicio, es que "ante la devaluación, los industriales han

visto un negocio rentable y harán todo lo posible para que el precio no suba". Así, se deduce fácilmente,

los industriales conserveros se llevarían una importante parte de la tarta de la devaluación, dejando a los

agricultores en, la estacada.

Esto, naturalmente, no lo permitirán los agricultores, quienes siguen insistiendo en que al precio de 3,25

pesetas el kilo no es rentable recoger el tomate; "el Gobierno no puede poner más —concluyó el señor

Rodríguez— para llegar a un precio político que ayude en el mercado internacional."

PORTUGAL SALE GANANDO

A todo lo dicho antes se añade el hecho de que los 30 millones de kilos que Portugal vendía a Rusia no

serán logrados este año, por lo que los portugueses, que en este momento producen el doble de tomate

que los españoles, serán un serio rival en los mercadas internacionales. Su decisión ha sido tajante y

claramente perjudicial para los productores españoles: nada menos que 60 dólares han rebajado el precio

de la tonelada para competir con la indudable mejor calidad del tomate español y concretamente del

extranjero para concentrado, que va todo a la exportación.

Según nos informó asimismo el presidente de la C. O. S. A. de Badajoz, el F. O. R. P. P. A. celebrará de

nuevo a mediados de esta semana una reunión con representantes de Badajoz para tratar de llegar a una

solución; del mismo modo, en esta semana se espera que la delegación provincial del Ministerio de

Agricultura en Badajoz convoque una reunión previa a la de Madrid para comunicar los contactos

mantenidos e intentar conocer la postura que se debe llevar a Madrid.

Las cosas están así de sencillamente difíciles: el Plan Badajoz, la gran obra de la dictadura en

Extremadura, está en peligro, porque no fue concebido para sembrar cereales precisamente.

 

< Volver