Tribunales. 
 Juzgado el periodista Xavier Vinader por supuesta complicidad en dos asesinatos de ETA     
 
 El País.    14/11/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

TRIBUNALES

Juzgado el periodista Xavier Vinader por supuesta complicidad en dos asesinatos de ETA

El periodista Xavier Vinader fue juzgado ayer ante la sala de lo penal de la Audiencia Nacional, acusado de un doble delito de asesinato en grado de complicidad y de otro de colaboración con bandas armadas, como consecuencia de la publicación en la revista Interviú, en diciembre de 1979, de dos reportajes titulados Confesión de un infiltrado. Cómo actúan los «ultras» vascos y Quisimos atentar contra Monzón.

El ministerio fiscal, que mantiene la existencia de un nexo causal entre la publicación de estos reportajes y el posterior asesinato por ETA Militar de dos personas descritas en dichos reportajes como activistas de los grupos incontrolados de extrema derecha en el País Vasco, solicita para el procesado un total de veintisiete años y dos días de privación de libertad. El tema de fondo planteado en el juicio, es decir, determinar la autoría de un informador en he chos delictivos cometidos posteriormente por otras personas y aparentemente relacionados con datos aportados en su información, atrajo la atención de numerosos periodistas que acudieron a presenciar la vista del juicio. En representación de la Federación de las Asociaciones de la Prensa estuvo presente en el juicio su presidente, Luis Maria Ansón. También acudieron a la vista cuatro representantes del Parlamento catalán y el presidente de la Asociación Pro Derechos Humanos de España, José María Mohedano.

El juicio se celebró sin la presencia del ex policía nacional Francisco Ros Frutos, también procesado en la causa, quien fue el que dio los datos a Vinader para confeccionar sus artículos.

Tras el interrogatorio de Xavier Vinader, que informó al tribunal de que habla confeccionado sus reportajes en base a datos obtenidos previamente por un equipo de Interviú en la margen izquierda de la ría de Bilbao y a la información ofrecida por el ex policía nacional Francisco Ros, el fiscal basó su tesis de autoría por complicidad del procesado en las muertes posteriores en el hecho de que él sabía que ETA obraría como lo hizo al hacer públicas las actividades contrarias a dicha or ganización terrorista, supuestas o reales, realizadas por dos personas concretas.

El fiscal de la Audiencia Nacional negó el carácter de artículo periodístico a la información de Vinader y calificó a ésta de carta circular dirigida a ETA para que esta organización matase. El ministerio fiscal redujo prácticamente a estas consideraciones el análisis de los requisitos precisos exigidos por el Código Penal para la autoría del hecho delictivo, pero tampoco la defensa del procesado, a cargo del letrado Luis Alonso, de la asesoría jurídica de Ediciones Zeta, SA, editora de Interviú, avanzó mucho más en el análisis de estos requisitos. En una intervención deslabazada, imprecisa y sin fuerza, se limitó a exponer al tribunal que la autoría por complicidad exige la aportación de un hecho material, no de una idea, para que se cometa el delito y una intención de delinquir que presupone conocer a los autores del hecho delictivo:

En nombre de Ediciones Zeta, SA, responsable civil subsidiario en.la causa (el fiscal pide ocho millones de indemnización para las familias de los dos asesinados y doce la acusación particular) el catedrático de Derecho Penal Gonzalo Quintero alegó que la autoría que se atribuye a Vinader no puede apoyarse en lo abstracto y, por tanto, no cometió el delito que se le imputa. En caso de que sea condenado, el abogado de Zeta negó que esta empresa fuera responsable civil de las consecuencias de dicho delito, ya que éste, según dijo, no es un delito de Prensa ni relacionado con la libertad de expresión.

 

< Volver