Según el proyecto de Estatuto de RTVE. 
 Habrá monopolio estatal de radio y televisión     
 
 Diario 16.    07/09/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

Según el proyecto de Estatuto de RTVE

Habrá monopolio estatal de radio y televisión

MADRID, 7 (D16 y Europa Press).— El monopolio estatal de la radiodifusión y televisión en España quedará consagrado en el proyecto de ley de Estatuto de RTVE, que ayer quedó dictaminado por la ponencia correspondiente del Congreso de los Diputados.

El texto originario remitido por el Gobierno a las Cortes ha quedado modificado sustancialmente. El actual establece que «la radiodifusión y la televisión son servicios públicos esenciales cuya titularidad corresponde al Estado».

En el caso de la televisión, podrá haber concesiones de un canal a las comunidades autónomas, mientras que las emisoras de radio privadas pueden obtener concesiones o prórrogas por diez años, manteniéndose la titularidad pública. Los canales autónomos de TV se circunscribirán al ámbito de las respectivas comunidades autónomas y requerirán autorización previa de las Cortes mediante ley.

La actividad de los medios de comunicación social del Estado se inspirará, entre otros, en los principios de objetividad, veracidad e imparcialidad de las informaciones; separación de informaciones y opiniones; respeto al pluralismo político, religioso, social, cultural y lingüístico; respeto al honor, la fama, la vida privada de las personas y los derechos y libertades reconocidos en la Constitución.

También la protección de la juventud y la infancia y respeto a los valores de igualdad, sin discriminación por ´razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

Organización de RTVE

RTVE se estructura en un consejo de administración, consejos asesores de Radio Nacional de España, Radio Cadena Española y Televisión Española y un director general.

El consejo de administración estará compuesto por 12 miembros, elegidos para cada legislatura la mitad por el Congreso y la otra mitad por el Senado.

Entre sus competencias Figuran las de emitir su parecer sobre el nombramiento del director general, aprobar el plan de actividades del ente público y fijar las líneas generales de la programación; aprobar con carácter definitivo las plantillas de RTVE y sus modificaciones y aprobar el anteproyecto de presupuesto del organismo.

El consejo de administración determinará semestralmente el porcentaje de horas destinadas a los grupos políticos y sociales significativos.

¡Participación sindical

Los consejos asesores de RNE, RCE y TVE estarán formados por cinco representantes por cada uno de los siguientes sectores, trabajadores designados por las secciones de las centrales sindicales más representativas; personas designadas por el Instituto de España; miembros de la Administración Pública, nombrados por el Gobierno y representantes de cinco entidades autónomas o preautonómicas.

El director general será nombrado por el Gobierno, oído el consejo de administración.

La gestión del servicio público de radiodifusión se realizará por las sociedades estatales RNE, RCE (que comprende a las emisoras bajo el indicativo REMCAR y CES). La gestión de televisión se realizará por una sociedad estatal denominada TVE. El capital de estas sociedades será íntegramente estatal.

El Gobierno podrá crear sociedades filiales en las áreas de comercialización, cable, etcétera, con capital integramente estatal.

Control parlamentario

Se constituirá una comisión parlamentaria del Congreso, que ejercerá el control de la actuación de RTVE y sociedades filiales.

El ente público RTVE se financiará con cargo a los Presupuestos Generales del Estado y los ingresos comerciales propios. Teevisión, además, mediante un canon, en su caso, sobre tenencia de receptores, que inicialmente sólo gravará la de Eos televisores en color.

El consejo de administración, a propuesta del director general o a través de éste, de los directores de los distintos medios, y oídas las secciones de las centrales sindicales, realizará la adscripción del personal actualmente existente en RTVE a cualquiera de las sociedades estatales, respetando los derechos laborales de los trabajadores.

 

< Volver