Autor: Pujalte, Manuel Adolfo M.. 
 ENCUESTA.Opinan cinco importantes líderes políticos. 
 El Consejo Rector de RTVE  :   
 Criterio unánime: aunque con reservas, su creación supone un avance democrático. 
 Pueblo.    01/12/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Opinan cinco importantes líderes políticos

Criterio unánime: aunque con reservas, su creación supone un avance democrático

MADRID. (PUEBLO. Por M. PUJALTE.)—Ante la estructuración e inminente puesta en funcionamiento del Consejo Rector Provisional de, Radiotelevisión Española, organismo de reciente creación, y conscientes de su trascendente labor promotora y fiscalizadora a la vez del poderoso medio de comunicación social, monopolizado por el Estado, hemos estimado oportuno pulsar la opinión sobre este tema de cinco partidos, representativos en gran medida, por su proyección electoral y variada gama ideológica, del espectro político español a nivel estatal. A nuestra única pregunta «¿QUE OPINA SU PARTIDO ACERCA DEL CONSEJO RECTOR DE RADIOTELEVISIÓN ESPAÑOLA?» contestan los siguientes cinco líderes políticos:

ADOLFO SUAREZ

(presidente de U. C. D.)

EL paso de un régimen autoritario coa censura informativa y escaso control presupuestario de los medios informativos a otro democrático, en el que la defensa de la democracia es una tarea común y solidaria, exige fie las fuerzas políticas democráticas un control de los medios informativos del Estado, sin que ello suponga menoscabo a la profesionalidad de los responsables de dichos medios. La conveniencia de crear un órgano de vigilancia de la objetividad informativa y el funcionamiento general de R.-TV. E. ha sido recogido en el documento político de los pactos de la Moncloa, firmados por todos los partidos políticos con representado» parlamentaria. El Consejo rector que va a crearse próximamente tiene, hasta tanto las Cortes no decidan su institucionalización, carácter provisional y su composición está sujeto a una posible revisión. Entre los objetivos principales del Consejo provisional destacan: un efectivo control del gasto y la elaboración de un proyecto de estatuto jurídico de R.-TV. E. que se presentará al Gobierno para posteriormente ser sometido a las Cortes. Para UCD la TV. y la radio estatales tienen que estar al servicio de la comunidad, no de un partida. Sin perjuicio de que corresponda al Gobierno ana responsabilidad directa en la gestión de los medios audiovisuales, desde los. cual es el Gobierno puede y debe cumplir con su deber de informar a la opinión. El control parlamentario de tan importante medio es un principio imprescindible para un funcionamiento democrático de la TV. y la radio.

FELIPE GONZALEZ

(secretorio general de) P. S. O. E.)

PARA el PSOE, la posibilidad de control de H.-TV. E. es un hecho positivo por el que ha venido luchando a lo largo de estos años y que mereció una mención específica en una de las ponencias de nuestro XXVII Congreso hace un año. Que a B.-TV.E. lleguen los aires del 15 de junio es fundamental. Y es imprescindible que la Radio y Televisión Española dejen de estar al servicio de una opción política y se ponga al servicio de toda la sociedad. Para el PSOE, la composición del Consejo rector no es la más adecuada, ya que existe una mayoría de miembros que forman parte del Gobierno que actualmente la controla y pretenden así seguir controlándola. Ahora bien; estamos ahí para que la Radio y Televisión Española sea un órgano al servicio de la sociedad y no de un partido determinado. En este sentido, los socialistas estamos ahi para cumplir tres objetivos: objetividad informativa, fiscalización económica de un órgano caracterizado por su derroche, y redacción de un futuro Estatuto, del que el PSOE tiene ya un, borrador preparado.

CARRILLO

(secretario general del P. C. E.)

LA composición del Consejo rector de R.-TV. E. es excesivamente progubernamental. El hecho de que sus 36 miembros, 18 sean nombrados por el Gobierno, al que además corresponde nombrar a otros siete representantes de UCD, sesga gravemente la lógica neutralidad que debería mantener un organismo de esta naturaleza. Esto podría haberse obviado concediendo un voto cualitativo a la representación de los grupos parlamentarios. Exactamente igual sucede con la Comisión Permanente, en la que únicamente participará un representante de ios grupos parlamentarios minonitarios, estando el Gobierno representado por diez votos.

Para que este Consejo, resulte realmente efectivo es preciso que sea considerado en todas las atribuciones que le concede el decreto de creación como decisorio, y sus decisiones, ejecutivas. En cualquier caso, es un claro paso adelante en la búsqueda de la necesaria objetividad que deben mantener todos los medios de comunicación social en poder del Estado.

MANUEL FRAGA IRIBARNE (secretario general de A.P.)

ES una buena idea, pero el Gobierno tendrá mayoría absoluta, lo que va a cambiar poco las cosas.

ENRIQUE TIERNO SALVAN (presidente del P. S.P.)

EN principio, la existencia del Consejo rector de Radiotelevisión Española supone un avance democrático con respecto al funcionamiento que hasta ahora ha tenido este medio de comunicación de masas. Sin embargo, no parece adecuado, ni completamente democrático, el criterio del 50 por 100 seguido para la composición del mismo. Hubiera sido mas justa y equitativa una composición según un criterio proporcional en relación con la presencia en el mismo de tos distintos grupos parlamentarios. Por otra parte, y siempre en orden a conseguir una mayor participación social en Radiotelevisión Española, hubiera sido deseable que en este Consejo participaran representantes de las fuerzas sociales y de las minorías políticas no representadas en las Cortes. Sólo a través de una composición más acorde con los distintos sectores de nuestra sociedad conseguiremos que los distintos medios de difusión estatales estén al servicio de la sociedad, evitando la monopolización, o, en su caso, mediatización, por medio de la fuerza política que detente el pone un avance democrático Poder Ejecutivo. Por otra parte, a través de un Consejo rector auténticamente democrático, se evitaría la corrupción e irregularidades que. según los propios trabajadores, han denunciado recientemente ante la opinión pública. En cualquier caso, una auténtica democratización permitirá poner tan poderosos medios a la disposición de la sociedad española.

LOS antecedentes del Consejo Rector provisional de R.-TV. E. surgieron, el pasado 7 de noviembre al publicarse en el «Boletín Oficial del Estado» un real decreto del Ministerio de Hacienda por el que Radiotelevisión Española se convertía en organismo autónomo.

Posteriormente, concretamente el día 14, en el mismo «Boletín», otro real decreto indicaba que en el plazo de quince días, a partir de esta fecha, tendría que quedar constituido el Consejo, que ejercerá sus funciones y competencias basta la aprobación del Estatuto Jurídico de Radiotelevisión Española a base de 36 miembros, la mitad de ios cuales serán nombrados por el Gobierno y la otra mitad, ya designados por el Parlamento, son los siguientes: Modesto Fraile, Raimundo Clar, Juan de Dios Ramírez Heredia, José María Martín Oviedo, Gregorio Toledo Rodríguez, David Pérez Puga y Joaquín Hurtado y Simón (UCD); Javier Solana, Guillermo Galeote Rafael Ballesteros, José Plácido Fernández Viagas y Félix Pons (PSOE); Pilas Brabo Castell (PCE); Alvaro Lapuerta (AP); Donato Fuejo (PSP), que representará al grupo mixto; Ramón Sala Caradell, representante de la minoría catalana; Iñigo Aguirre, representante de la minoría vasca, y Rodolfo Guerra, representante del grupo socialista de Cataluña.

Como señala Jean Cazeneuve en su «Homo telespectator», en los países cuyo régimen político se basa en la representación parlamentaria de partidos que poseen concepciones muy distintas unas de otras, se ha intentado, por lo general, con mayor o menor buena voluntad y mayor o menor acierto, limitar el control del Gobierno sobre la televisión, de manera que el monopolio estatal ocasione sistemas en donde se garantice la expresión de los diversos puntos de vista, o empleando términos muy usuales, la objetividad y Ja imparcialidad en las orientaciones de los programas.

El abanico de órganos rectores (Je televisión en Europa occidental, dentro del cual se encontrará en fecha inmediata el Consejo Rector de R.-TV. E., resulta relativamente amplío, dentro de unas mismas constantes que justifican el monopolio estatal como un servicio público. En la mayoría de los países se pretende, con mayor o menor éxito —como apuntábamos antes— que comisiones parlamentarias y otras de grupos sociales controlen !a independencia política y la objetividad de las informaciones y de los programas en general.

La fórmala del Consejo Rector provisional de R.-TV. E. posee graves deficiencias, que es de esperar se subsanen cuando pase de provisional a «definitivo».

Antón OLIVER

 

< Volver