PSOE, UCD, PCE y PSP, de acuerdo. 
 La prensa estatal no se va a desmontar de un plumazo     
 
 Pueblo.    16/11/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

PSOE, UCD, PCE y PSP, de acuerdo

MADRID (PUEBLO.)—Parlamentarios de UCD, PSOE, PSP y PCE, que intervinieron ayer tarde en un coloquio celebrado en la Facultad de Ciencias de la Información, estuvieron de acuerdo en que había que buscar soluciones a medio plazo para los actuales Medios de Comunicación del Estado y el diario PUEBLO para lo cual debería formarse la correspondiente comisión en el Parlamento. Los parlamentarios presentes en el coloquio —Francisco Soler, de UCD—; Pilar Brabo, del PCE; Joaquín Navarro, del PSP, y Carlos Lujan, del PSOE— manifestaron, en lineas generales, su desacuerdo con la proposición gubernamental de privatizar mediante subasta estos medios (proposición que, como se recordará, fue ya rechazada por ellos mismos en el marco de los acuerdos de la Moncloa) e insistieron en la necesidad de buscar soluciones originales a un problema que, al ser heredado de una situación también a típica, necesita criterios nuevos para ser afrontada

En el coloquio intervinieron también representantes de los trabajadores de estos medios (Martínez Reverte, de PUEBLO, y Domingo Ruibás, de Medios de Comunicación del Estado) y de la Comisión Gestora Pro Unidad de los Periodistas.

En general, los parlamentarios —Francisco Soler indicó que expresaba su opinión como miembro de UCD y que ésta podría ser diferente a la del Gobierno— coincidieron con los trabajadores en Ja necesidad de que éstos participasen en la elaboración de alternativas de futuro y expresaron la necesidad de que el Parlamento —y no el Gobierno— fuese quien controlase estos medios de comunicación que, en un contexto democrático, habrían de estar al servicio de !a sociedad.

Francisco Soler (UCD) se mostró optimista en cuanto a la posibilidad de que en un futuro pudiera sanearse la Administración de estos medios, que han sufrido «una catastrófica gestión», según afirmó y que fuese el Parlamento quien buscase para los mismos soluciones a medio plazo.

Los representantes de partidos de izquierda insistieron en la idea de la posibilidad de conseguir una Prensa pluralista y democrática, controlada por Ja sociedad a través de sus instituciones y todos coincidieron en la necesidad de garantizar tanto soluciones de futuro para esa Prensa como garantía de estabilidad en los puestos de trabajo. En definitiva, hubo consenso en la idea de que no iba a desmontarse de un plumazo la Prensa estatal y que habría que buscar soluciones que favoreciesen los intereses generales de la sociedad.

 

< Volver