CORRUPCIÓN EN TVE.Pluses y estras que nadie controla en Prado del Rey. 
 Se cobra doble: Una vez por estar y otra por trabajar     
 
 Diario 16.    15/11/1982.  Página: 45. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Pluses y extras que nadie controla en Prado del Rey

Se cobra doble: Una vez por «estar» y otra por «trabajar»

En TVE es norma general que se cobren dos sueldos: uno por el privilegio de estar en nómina en la casa, y otro, por trabajar.

Esta divisa, que no tiene nada que ver con una cita de la «antología del disparate», se resume en que sólo en el mes de enero de este año se pagaron 13 millones de pesetas en concepto de «pluses» o sueldos extras a distintos empleados que participaron en la producción de programas. En el primer trimestre del año la cifra ascendió a 45 millones.

Aparte de eso, en la casa es ley que cuando un responsable de programa, de área o de despacho, deja de serlo por curiosos azares del destino televisivo, se le compense la diferencia de sueldo manteniéndole el «plus». Teniendo en cuenta la azarosa vida de Prado del Rey y sus veinticinco años de historia, se comprende que la «nómina de ios pluses» sea monstruosamente larga.

Durante el mandato de Fernando Castedo se iniciaron tímidos intentos de controlar el reparto de sueldos extras en TVE.

Pero al llegar Robles Piquer el tema dio un giro radical.

El 9 de septiembre de 1981, semanas antes de su cese, Castedo firmó una orden interna que regulaba la concesión de pluses. Según la nueva disposición los extras sólo serían aplicables «a las prestadnos personales que obtengan resultados de calidad artística o técnica, o índices de eficiencia técnica, económica o de otra índole, superiores a los niveles medios que la dirección exige al personal conforme a la categoría laboral ostentada y a los métodos de trabajo vigentes».

Según se señala en la nota, la concesión de estos «estímulos» se producirá a propuesta del secretario general y de los directores de las sociedades del ente. Castedo pretendió que los pluses fueran una «excepción», y Robles Piquer lo convirtió en «regla».

Juez y parte

En este capítulo se producen hechos tan curiosos como que en la dirección económico-administrativa la casi totalidad de sus miembros recibe el plus correspondiente. A esta dirección le corresponde el control económico de TVE.

Aunque la decisión de conceder un plus sea tomada por los directores de la sociedad del ente, su aprobación real depende de los directores de las dos Cadenas y de los responsables de cada programa. Asi, los directores de programas son juez y parte para recibir un plus.

En febrero de este año, bajo el mandato de Carlos Robles Piquer, los pluses de programas ascendieron a 15.900.000 pesetas; en marzo costaron dos millones más. En abril fueron de 25.300.000. En ese mismo mes, bajo el capítulo de «extras» se fueron otros 56 millones. En enero sólo habían costado 13.250.000, la ascensión es meteórica.

Solamente durante el mandato de Robles Piquer el número de jefes con mando orgánico en la dirección se multiplicó en un 300 por 100. Y Eugenio Nasarre no ha movido un dedo para resolver la situación.

 

< Volver