Comunicado de la Comisión Sindical del diario Pueblo     
 
 Pueblo.    15/10/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Comunicado de la Comisión Sindical del diario PUEBLO

LA empresa IMPULSA —editora de «Cambio» y «Diario 16», que en el día da hoy está en tranca do despedir a numerosos trabajadores—, se ha convertido últimamente en una constante amenaza para los miles de asalariados de la antigua Prensa del Movimiento (aparato creado por el Movimiento) y contra la Prensa Sindical (aparato creado con las cuotas de todos los trabajadores del país). Ellos los reúnen en el mismo paquete y claman repetidamente por el desguazamiento. Con la coartada de que «ninguna sociedad democrática pluralista y libre del mundo admite la Prensa del Estado», los nuevos «barones de la Prensa» lanzan desde sus páginas cargas de profundidad contra el empleo de 6.000 trabajadores de Redacción y de talleres. Cargas de profundidad envueltas en el papel de bombones de la democracia. De lo que pase en la Prensa del Estado y la Prensa del Patrimonio Sindical —que ahora se negocia a nivel del Estado— vari a ser testigos todos los españoles. Los Sindicatos democráticos y los partidos políticos tienen sobre la mesa de negociación este gravísimo problema, y seguramente pensarían que crear parados no contribuye precisamente a la consolidación de la democracia.

En cualquier caso, la Comisión Sindical del Diario PUEBLO —representación democrática de los trabajadores del diario— no se plantea las grandes abstracciones de la Prensa libre, y de su única viabilidad cuando es subvencionada por millonarios como piensan los de IMPULSA. La Comisión Sindical del Diario PUEBLO ha luchado por devolver este periódico a sus legítimos dueños —todos los trabajadores del país— y salvar sus puestos de trabajo, y porque el antiguo aparato ideológico del fascismo pase a servir a los intereses de la sociedad a través del control parlamentarlo y sindical. Si lo que les pasa a los empresarios de IMPULSA es que están hasta el cuello, y que sólo la muerte de periódicos propiedad del pueblo español, es la única manera de evitar su suicidio, bien. Pero tampoco bien, porque todos los periodistas y trabajadores de Prensa saben que salvar los miles de puestos de trabajo no es patrimonio de los que ahora están en esta Prensa, sino de ellos mismos. Si liquidan a la Prensa del Estado se creará uno de los más grandes ejércitos de reserva de la Prensa europea, y todos los empresarios del país podrán contratar a los periodistas dóciles y a buen precio.

La Comisión Sindical del Diario PUEBLO pide que sean los representantes sindicales y parlamentarios los que decidan nuestro futuro, pero que nadie nos venga con sucesivas monsergas de salvar la democracia cuando lo que quieren es salvar dividendos. Además de solidarizarnos con los trabajadores amenazados de despido por IMPULSA, protestamos enérgicamente contra una campaña interesada, destinada a liquidar a la Prensa institucional para quedarse democráticamente solos en medio del mercado.

Comisión Sindical del Diario PUEBLO.

 

< Volver