Anoche, en TVE. 
 Reguera: La supresión del artículo segundo, una norma para la libertad     
 
 Hoja del Lunes.    04/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

ANOCHE, EN TVE

REGUERA: «LA SUPRESIÓN DEL ARTICULO

• SOLAMENTE TRES LIMITACIONES: UNIDAD NACIONAL, MONARQUÍA Y FUERZAS ARMADAS

• DESAPARECEN ANTIGUAS SANCIONES, COMO LA SUSPENSIÓN

Anoche, ante las cámaras de TVE, el ministro de Información y Turismo, don Andrés Reguera Guajardo, se sometió al interrogatorio sobré el decreto-ley de libertad de expresión por parte de cuatro periodistas: Manuel Gómez Ortiz, director de "Ultima Hora", . de Radio Nacional de España; Antonio Herrero Losada, director de la agencia Europa Press; Guillermo Medina, director del suplemento político de "Informaciones" y de "Informaciones de Andalucía", y Juan Armengol, de la redacción de TVE en Barcelona.

"Yo creo—dijo el ministro—que el decreto-ley que se ha aprobado en el último Consejo de Ministros es esencialmente una norma para la libertad. Pero es una norma en la que se tratan de armonizar tres principios importantes: el reconocimiento a la plena libertad de expresión, la tutela de aquellos principios o instituciones que, por considerarse fundamentos del Estado, deben estar al margen de toda contienda política y la protección de la fama y de la dignidad personal con unos procedimientos judiciales de carácter urgente."

A la pregunta sobre en qué medida el real decreto-ley añade puntos a la libertad de expresión y también en qué medida acrecienta algunos obstáculos en algunos campos de la información, respondió que "es mayor el aspecto positivo que el negativo; es decir, que se acrecienta la libertad de expresión y, sin embargo, no se añaden obstáculos. El artículo segundo de la vigente ley de Prensa—señaló—venía a constituir una duplicidad de sanción de hechos que estaban ya en otra parte del ordenamiento legal perfectamente tipificados".

SE HAN SUPRIMIDO OBSTÁCULOS

Respecto a si se añaden nuevos obstáculos, opinó que no. "Por supuesto—fueron sus palabras—, la generalidad que tenía el artículo segundo desaparece. Hoy, naturalmente, y lo decía el señor Onega en la presentación, quedan tres cuestiones que, por estimarse fundamentos del Estado, insisto, deben permanecer al margen de toda cuestionabilidad. Estas tres cuestiones son la unidad nacional, la Monarquía y las Fuerzas Armadas. En estos tres temas siguen las mismas limitaciones y, por lo tanto, de ninguna manera se puede hablar de que añadan obstáculos, sino que se han suprimido."

Se le preguntó por qué sólo se había suprimido el articulo segundo y no toda la ley de Prensa, a lo que respondió el señor Reguera que "hay que tener en cuenta que en estos momentos en la ley de Prensa se regulan no sólo aquellos aspectos que pueden directamente relacionarse con la libertad de expresión, que es el tema que fundamentalmente nos ocupa, sino otros de carácter administrativo que afectan al mundo empresarial".

En relación con las tres instituciones que contempla el real decreto: unidad de la Patria, Monarquia o Corona y Fuerzas Armadas, como´ limitaciones a la libertad de expresión, el ministro explicó que es el resultado de un proceso de reducción de límites y que se ha estimado que estos tres son siempre, y especialmente en estos momentos, fundamentos del Estado que se deben preservar de toda contienda política. La institución monárquica, la unidad de España, las Fuerzas Armadas, son los mejores instrumentos para el ejercicio de las demás libertades. De aquí que en ese proceso de reducción de la intervención administrativa hayamos llegado al punto final de dejar exclusivamente reducidos a estos tres temas, que por su gran trascendencia queríamos poner, como digo, al margen de toda contienda política para evitar su deterioro".

DESAPARECEN MUCHAS SANCIONES

El señor Reguera Guajardo comentó que con la nueva regulación desaparecen muchas sanciones: todas las de suspensión. Que, sin embargo, permanecen sanciones de multas por faltas leves o por faltas graves, que se refieren ya a la propia organización de la empresa periodística, por infracciones de tipo administrativo, pero no las sanciones graves, como la del secuestro, en los términos tan generalizados en que estaba y que ´ahora queda reducida ya únicamente a los tres supuestos citados anteriormente. En cuanto a las relativas a la materia reservada recordó que es tema de otra ley, la de Secretos Oficiales.

Se hizo ver al - ministro que el Gobierno continúa teniendo la posibilidad, de secuestrar periódicos en el caso de que pueda haber demérito o menoscabo o que se atente al prestigio de la institución monárquica, la unidad nacional o las Fuerzas Armadas. Y que ello puede desembocar en una especie de nuevo artículo dos de la ley de Prensa que se acaba de suprimir. El sostuvo que no es repetir el artículo segurado, sino que es ir a una concreción que se basa además en razones distintas, como son las de la consideración como fundamento del Estado.

Sobre la cuestión de la libertad informativa de la radio anunció que se está estudiando por el Ministerio.

En cuanto al mantenimiento del artículo 49 de la ley de Prensa, en virtud del cual una agencia monopoliza toda la información del extranjero, el ministro declaró que no se ha planteado cambiar el régimen de dicha agencia.

Se refirió después a las normas antilibelo, puntualizando que este decreto-ley no se ha hecho exclusivamente para que tenga vigencia durante la campaña electoral próxima, sino como norma, con una supervivencia a este momento. "Lo que sí hay en el decreto es una especial agravación de las penas, que se impondrán en su grado máximo cuando se cometan con motivo o con ocasión de la campaña electoral"

HABRÁ MENOS INFLUENCIA MINISTERIAL

Terminó asegurando que "las ventajas que tiene esta norma es que el talante del ministro y del Ministerio van a influir cada vez menos en el enjuiciamiento de las actitudes ante la libertad de expresión porque se reducen las generalidades y porque se tipifican los supuestos" Subrayó que en esta última etapa el talante ha sido de apertura, de comprensión; que se ha hecho poco uso de los procedimientos sancionadores o coactivos "porque hemos comprendido—dijo— la necesidad y la realidad de una información libremente expresada, y, por lo tanto, hemos procurado más en este sentido, ayudar que limitar. Es cierto también que esto se ha podido hacer porque nos hemos • encontrado, por regla general, con unos profesionales responsables, que han sabido hacer el uso debido de esta libertad. Entonces, repito, cada día influirá menos el talante porque las actividades estarán más regladas y menos discrecionales, y en la misma línea que nos hemos venido manifestando hasta ahora procuraremos continuar".

 

< Volver