Autor: Pastor, Amelta. 
 Varios grupos en la recta final. 
 Prensa de partidos     
 
 Arriba.    25/02/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

PRENSA DE PARTIDOS

Varios grupos en la recta de salida

* Podrían convertirse en diarlos: «Faena Nueva», «Mando Obrero», «EI Socialista», «El Imparcial»...

¡«El Socialista», ha salido «El Socialista»! Por favor. ¿iMundo Obrero»? Pepe que te pierdes. Calla, mujer, que es pura curiosidad. Aquí tiene, don Pío. su «Fuerza Nueva». Un cliente de. muchos años. Oiga, ¿ha salido «El Sol»? No señor, es demasiado temprano. ¿Y «El Imparcial»? Lo están peinando. ¿(La Restauración»? ¿1930?. ¿1933?. ¿1977? Y que sea por muchos años. Prensa de partidos. Libertad de información. El deber de escuchar at que se toma ya la palabra por su mano. Elecciones y puesto a punto. No hay más ventanilla que la cajo de los 625 cerrólos, en color y con manda a distancia. Hay una puerta grande: la Prensa. ¿Abierta a todos? Pasen y lean... Esto es un informe de urgencia sobre la salida de un nuevo tipo de Información que a muchos españoles nos coge desprevenidos. Desde «Fuerzo Nueva» se despliega un abanico de muchos colores y a su aire ondean muchas banderas que sacuden orgullosos tos pliegues del ostracismo. En el baúl de los símbolos se guardan también lo* interrogantes: ¿honestidad?, ¿objetividad?. ¿futuro? Sabido es que el plomo pesa mucho. ¿Estará el brazo militante lo suficientemente fornido y la chaqueta convenientemente pertrechada?

LA VOZ DE LA EXPERIENCIA

Pedro Gómez Aparicio vivió la Prensa que tos estudiantes buscan en la Hemeroteca. Conoce el polvo que guarda cada rincón de un diario. Y desconfía:

—Lo Prensa de partido es extemporánea, está fuera de lugar y desenfocada. La gente, en el mundo que ios tiene, está huyendo de los periódicos partidistas, y todo por el problema de que usted me habla y que no es el menos importante; la objetividad en un periódico de partido me parece imposible. SI el partido no es objetico, ¿cómo va a serlo su órgano de propaganda? La gente tiende a tos periódicos independien tes, pero aparte de esta demanda popular, las Empresas que los editan están haciendo cálculos por su cuenta, y en virtud de las enormes pérdidas y de los altísimos costes están tendiendo a la concentración. Nuevo York tiene dieciséis millones de habitantes y tres periódicos, que es posible que se queden en uno soto. Hoy no se concibe a una capital, por grande que sea. con ocho o diez periódicos en circulación. Por todo esto que le he dicho no veo una sola ventaja en la Prensa de partidos. Hoy no es como antes, que con un puñado de reales y una imprenta alquilada se sacaba un periódico. Madrid llegó a tener hasta cuarenta en la época de la Restauración. Hoy, sacar adelante una Empresa periodística supone trescientos o cuatrocientos millones de partida, y luego hay que sostenerla. Hay que pensarlo mucho y asegurarse muchos lectores.

«EL IMPARCIAL»

Se na rumoreado últimamente la salida de este periódico, monárquico de origen, como portavoz de algunos grupos conservadores. El propietario de la cabecera, Emilio Romero, no parece, sin embargo, tan decidido:

—Me pregunta usted por «El Imparcial» como periódico político. Puedo decirte que en el caso de que saliera, lo cual es un proyecto todavía muy verde.

no tratarla dé responder a otra cosa que a su título, sin servir e los intereses de ninguna ideología determinada. Por una razón muy sencilla: yo solo trabajo para cumplir con mi condición de profesional, que supone no estar al servicio de nadie. Ademas, tos periódicos de partido no llenen futuro. Son boletines políticos que de ninguna manera se acuerdan de tos lectores. Ningún periódico, de derecha o de izquierda, se apoya en otra cosa que en servir a la organización del partido.

«MUNDO OBRERO»

El PC. en cambio, se lo tiene todo pensado. Impresión en offset y formato tabloide. Estará en los quioscos semanalmente en cuanto se pronuncie el Supremo sobre la legalización del partido, y esperan ser diario en la etapa final de la camparía electoral. Su director sera Federico Melchor, que no tiene ningún miedo a que su periódico sea una moda y luego solamente un papel, que diría Celia Gómez;

Técnicamente están bien organizados. ampliarán la Redacción, en primer lugar, porque hay mucho que decir, y en segundo lugar, para evitar ciertos vicios de lenguaje que pudiera haberles dejado la clandestinidad.

Tendrán centros en Madrid. Barcelona y Bilbao y corresponsales en toda España.

«EL SOCIALISTA»

Salen, según propia confesión, «a cubrir el vacío en que la clase trabajadora se encuentra respecto a tos medios de información, tomados en la actualidad por la clase burguesa». Su lema es precisamente la objetividad, a la que consideran; no sólo posible, sino imprescindible. Ángel Mullor ejerce actuatmente como director y no puede hablar todavía de si habrá o no Consejos de Redacción o de Dirección, aunque piensa, aso sí, que sera un órgano colegiado que responderá a la ideología del partido.

Lo de convertirse en diario es un poco problemático. Son conscientes de la infraestructura que hace falta para mover una Empresa editorial, por eso, lo de tener edificio y talleres propios es todavía un sueño un poco dorado.

«¿FUERZA NUEVA»

No hay demasiado que decir. «Fuerza Nueva» es conocida de todos. Sólo queríamos saber, si ante la competencia de los periódicos de izquierda, no se sienten tentados a sacar un órgano diario. Parece que no. Preguntar por la objetividad parece inútil, puesto que ahí están, ya. Han sido los primeros en ser un órgano, de partido. Hay quien dice que puede hacer el portavoz del pasado en el mundo del futuro. Ellos, ya se sabe, piensan que lo mejor está aún por hacer. Una vez más, los extremos se tocan y cada vez menos teóricamente.

Al parecer, el país no está dispuesto a hacer corro para ver cómo llegan a las manos. Tiene otras cosas en la cabeza y una, seguro, es de dónde va a sacar dinero para comprar tanto periódico.

• Pedro Gómez Aparicio: «la gente huye de los periódicos partidistas»

Viernes 25 febrero 1977

 

< Volver