Información y apertura     
 
 Informaciones.    09/02/1974.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

INFORMACIÓN Y APERTURA

AL mes justo del nombramiento del nuevo Gobierno, uno de los miembros del Gabinete, don Pío Cabanillas, ministro de Información y Turismo, pronunció un extenso discurso en el acto de la toma de posesión de nuevos cargos de su Departamento, en el que dedicó especial atención a la necesaria apertura informativa en la misma línea que lo hiciera el presidente Arias en la toma de posesión de sus ministros.

«Sólo el hombre informado puede optar con libertad», dijo el ministro; quien agregó: «La realidad española debe ser noticia. Debemos exhibirnos como somos, sin mimetismos complacientes ni exclusivas de perfección». Pero quizá el aspecto más importante de su discurso fue el dedicado a la apertura informativa: «La información es presupuesto de la participación y ésta despierta el interés por aquélla», dijo el señor Cabanillas, quien añadió: «En el respaldo popular de una política de formulaciones claras, en la comprensión de la misma e incluso en las lógicas críticas derivadas de su planteamiento, hay, por lo menos, tanta participación política como en la simple elección de los representantes». El ministro también afirmó que «la laguna informativa es el caldo de cultivo del rumor, y éste la suplantación irresponsable de la auténtica información». Estas palabras de Pío Cabanillas insertan la nueva política informativa dentro de un marco general de la política del Gobierno, cuyos representantes han hablado ya en numerosas ocasiones de la participación política.

Don Pío Cabanillas se refirió también en su discurso a la política cultural de su Departamento y propuso una «descentralización de la cultura» como «presupuesto indispensable para una cultura auténticamente nacional». «La misión de los poderes públicos —afirmó el ministro— en materia cultural debe responder al principio de colaboración y respeto de las autonomías. Las ideas de tutela jerárquica o de dirigismo estatal deben ser superadas».

El ministro anunció también la próxima aparición de sendas leyes del Libro y del Cine, asi como de una futura ordenación legislativa del teatro. En materia televisiva, el señor Cabani-Bas señaló como «absolutamente necesaria una atención preferente a los programas infantiles, así como a la retransmisión de las grandes manifestaciones artísticas y deportivas». Los aspectos informativos de estos medios fueron también contemplados por el ministro, quien se declaró partidario de prestar «la máxima atención a la problemática nacional».

Finalmente, en la parcela del turismo el señor Cabanillas expuso su interés por una «gran ordenanza turística» y por una limitación del control extranjero de nuestro turismo, con el fin de «evitar las figuras de crédito abusivo e incluso, a veces, la total dependencia financiera de tos operadores extranjeros».

 

< Volver