Autor: Fisac, Miguel. 
   El Museo del Prado, en peligro     
 
 Ya.    17/02/1974.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

El Museo del Prado, en peligro

Don Miguel Fisac dice en "A B C":

"Nuestra primera pinacoteca nacional tiene planteados muchos problemas, aunque no todos son de la misma importancia y urgente solución.

Existen problemas, de orden físico, muy graves. Otros de orden, podríamos decir de jerarquía plástica, de gran importancia- cultural. Y otros, de orden estético, del máximo valor museístico.

En los de orden físico, el más grave es la contaminación atmosférica—de óxido de carbono y anhídrido sulfuroso principalmente—, que produce ataques químicos a los cuadros del museo.

Pinturas que tienen trescientos y más años, pero que estaban hace poco tiempo en mansiones señoriales cerradas y oscuras, se ven ahora expuestas a la agresión directa de los rayos ultravioleta solares o de una iluminación artificial sin filtros ni adecuación museográfica.

Los fortísimos cambios de humedad que sufre Madrid como consecuencia de su situación de meseta interior, y las alteraciones higrométricas y contaminantes ocasionadas por la respiración y transpiración de la gran avalancha de visitantes es otra causa de deterioro de telas y, sobre todo, de tablas nada despreciable.

Estos problemas son los más graves y los que urge más rápidamente resolver, ya que repercuten directamente sobre la conservación de las obras de arte, y su solución, sin que sea fácil, es técnicamente factible, siempre que se encomiende su proyecto y ejecución a técnicos y entidades muy especializadas y de toda garantía."

"En el Museo del Prado hay obras pictóricas del máximo rango universal. Existen también otras muy importantes que habría que exponer con todo decoro y, por último, hay otras obras de una importancia secundaria que, o deben acompañar a las principales como material didáctico o deben almacenarse con todo cuidado para ser fácilmente consultadas y periódicamente exhibidas o bien instaladas en otros museos o edificios adecuados.

Posiblemente sea muy fácil llegar a un acuerdo entre especialistas en catalogar como obras maestras de la pintura universal a muchas de las existentes en el museo; y haya otras más dudosas y más difícil aún de catalogar: las simplemente interesantes y las de un interés secundario; pero en cualquier caso, y aunque esta selección no fuera muy estricta, un grupo homogéneo de autoridades en la materia tanto nacionales como extranjeras podrían realizar muy bien esta indispensable e importantísima misión."

"Existe, por último, un nuevo problema que no debería haberse planteado: el propio edificio del museo es una joya arquitectónica neoclásica fuera dé toda discusión, a la que se han perpetrado varias reformas y añadidos tan innecesarios como desafortunados y al que no se debe volver a tocar."

 

< Volver