Monarquía y libertad     
 
 Informaciones.    23/02/1974.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

((MONARQUÍA Y LIBERTAD»

NO tenemos derecho a endosarle al Rey la organización de una libertad política, que le debería venir dada», ha dicho en una conferencia, celebrada en el Club Siglo XXI, don José Miguel Ortí Bordas, consejero nacional del Movimiento por la provincia de Castellón, El señor Ortí Bordás basó su disertación en la solución monárquica como «la única viable en el marco y en la situación de nuestra nación», ponqué, a juicio del conferenciante, las fuerzas reales del país sólo representan a la institución monárquica en las coordenadas de la evolución homogénea del Régimen.

El conferenciante insistid en la idea de que la Monarquía debe asumir una función integradora: «Ha de aunar la legitimidad del 18 de juno a la legitimidad dinástica e históricas Aconsejó a la institución «no prestar oídos a los irresponsables cantas de sirena de cuantos cultivan el secreto afán de una ruptura con lo que el sistema político actual es, significa y representa».

Abordó el señor Ortí Bordás el tenia de, la sucesión del Jefe del Estado en estos términos; «La esencia de nuestra esguridad colectiva descansa en el Principe de España. Y el hecho de que el Príncipe no pueda, hoy por hoy, transmitir constitucionalmente derechos, representa el último reducto de inseguridad en el interior del sistema que debería superarse con la prontitud que el propio interés nacional demanda.» El conferenciante manifestó también que «sin libertad política no es posible el proceso de cambio, ni cabe modernización política ni mucho menos resulta hacedera la reforma social». Opinó que «los españoles estamos equipados para el verdadero disfrute de la libertad política», y pidió la regulación de asociaciones políticas cantes de que se cumplan las prensiones sucesorias», pues entregarle al Bey el problema sin resolver, «introduciría un grave y perturbador agente de distorsión en la muy delicada fase inicial de la monarquía».

Propuso, finalmente, una ley electoral moderna, unas corporaciones locales plenamente autónomas y un completo sistema de incompatibilidades parlamentarias, al tiempo que expresó su satisfacción ante el contenido del discurso ante las Cortes del presidente Arias Navarro.

 

< Volver