Autor: Ruiz Gallardón, José María. 
   Oportunista     
 
 ABC.    07/08/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

APUNTE POLÍTICO

Oportunista

Por J. M. RUIZ GALLARDON

Como antes de emitir una opinión es imprescindible conocer los hechos, me voy a limitar en éste

comentario a señalar a los lectores de ABC cuál es el pensamiento del señor González, don Felipe, líder

del P. S. O. E, según se desprende de sus propias declaraciones, y que se traducen —a eso se le llama

disciplina— en actividades de su partido, tal y como unas y otras han sido recogidas en la Prensa

madrileña del pasado viernes, día 5 de agosto. Las apostillas con mías, naturalmente.

1) «Somos y seguiremos siendo republicanos, aunque creemos que no es la circunstancia adecuada

para expresar esto frente a la Monarquía.» ¡Pero bueno! ¿Y cuando llegue esa «circunstancia adecuada»?

¿Quién va a Juzgar si es o no llegada? ¿Qué harán entonces?

2) De momento, «no institucionalizaremos la forma del Estado en lo que a nuestra actividad

parlamentaria se refiere». O sea, que en el mejor de los casos —o sea, mientras no llegue la

«circunstancia adecuada» para lanzar los cohetes republicanos— vamos a tener (si la tesis del P. S. O.

E. triunfa, que no triunfará) una Constitución en la que no se defina la forma de nuestro Estado. O sea,

un Estado gaseoso o magmático.

3) «Es absurdo intentar gobernar si antes no se ha conseguido un asentamiento básico en los poderes

sindical y municipal.» Está clarísimo. Ya sabemos quién manda en la U. G. T. Ya sabemos a qué

trabajadores defiende y por qué los defiende: a los que sean socialistas del P. S. O. E. y en tanto se

dobleguen a sus consignas.

4) «Por último, el líder socialista ha negado que la exclusión del profesor Tierno del grupo de siete

parlamentarios que elaborarán el anteproyecto de Constitución fuese una postura del P. S. O. E., sino que

había sido el resultado de una votación.» Claro. Fue el resultado de una votación, en la que el P. S. O. E.

votó... de manera que el señor Tierno no fuera miembro de esa Comisión. ¡Le digo a usted!

En fin, señores. A don Felipe González (a quien sólo le parecen bien las disposiciones que el Gobierno

adopta cuando favorecen sus tesis) hay que darle la enhorabuena. Todo le está saliendo a pedir «de boca:

no se implica en decisiones impopulares, pero las critica; deshace, o al menos intenta deshacer, a otros

grupos socialistas; sigue en su republicanismo, pero sin plantear todavía el tema de la

«institucionalización del Estado...». A eso se le llama oportunista.

J. M. R. G.

 

< Volver