El orden público, garantía de libertad     
 
 Informaciones.    16/03/1974.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

«EL ORDEN PUBLICO, GARANTÍA DE LIBERTAD»

DON José Utrera Molina, ministro secretario general del Movimiento, en el curso de su reciente gira a Barcelona fue interpelado de la siguiente suerte: «¿No se está mostrando este nuevo Gabinete como un Gobierno de orden publico en la exacta acepción de la palabra?» El señor ministro conteste: «No no es de orden, público. El orden público es una garantía de la libertad, pero el presidente Arias se dispone a afrontar con gallardía los temas sociales, políticos y económicos que el país tiene actualmente planteados, y que hay que afrontar con decisión y con prudencia.»

Empero, una de las características del actual momento político viene significada por es teosas alteraciones del orden público, a las que el Gobierno coatesta con decisión. En los últimos días pueden constatarse las siguientes noticias acerca de este tema:

* En Sabadell, unas 300 personas se reunieron en una iglesia, en la que se debatió la ejecución del anarquista Puig Antich, manifestándose a la salida del acto.

* En Valencia fue detenido el estudiante de diecinueve años señor Soler Alvarez, quien pasó a disposición de la autoridad militar como presunto autor de atentado contra un auto policial.

* La cantante Elisa Serna, que se ha negado a pagar la multa gubernativa de 200.000 pesetas, ha pasado a la prisión de mujeres de Alcalá de Henares pana cumplir la llamada «responsabilidad personal subsidiaria».

* En Barcelona, también con motivo de un supuesto funeral por el alma de Puig Antich, se produjeron choques callejeros entre manifestantes y fuerzas del orden. También en Barca lena, un policía armado de guardia ante una Comisaría fue agredido por dos desconocidos que se dieron a la fuga. En la localidad de San Cugat estalló un artefacto en la Facultad de Teología (sin víctimas).

* En Madrid se produjo una manifestación violenta en la zona de Antón Martin, en la que se arrojaron «cocteles Molotov» y se apedrearon cristaleras de establecimientos comerciales. En la calle de Argumosa fue arrojado un artefacto incendiario contra una dependencia bancaria. La Policía madrileña detuvo a los supuestos asaltantes del Secretariado de la Facultad de Políticas, presuntos militantes del O.M.L.E. (Organización Marxista Leninista de España), otra de las escisiones «por la izquier-da» del P.C.E.

* En San Sebastián fueron detenidos cinco estudiantes, supuestos miembros de una Organización de Estudiantes de Guipúzcoa, de inspiración marxista, así como un presunto militante de E.T.A.-V Asamblea. En Pamplona, seis personas fueron detenidas como supuestos autores de propaganda ilegal en torno a la ejecución de Puig Antich, sin que se especificara su militancia.

 

< Volver