Autor: Cortés-Cavanillas, Julián (ARGOS). 
   José Luis Cerón y Antonio Garrigues     
 
 ABC.    03/04/1974.  Página: 34. Páginas: 1. Párrafos: 1. 

EN POCAS LINEAS

JOSÉ LUIS CERÓN Y ANTONIO GARRIGUES

Ayer mañana hubo una cordialísima despedida en el Ministerio de Asuntos Exteriores a don José Luis Cerón Ayuso, que acaba de cesar voluntariamente como director general de Relaciones Económicas internacionales y pasa a ocupar, ere las actividades privadas, un alta puesto como adjunto a la presidente del Banco Central. Es lástima que el palacio de Santa Cruz y la diplomacia española —y con ello quiero decir nuestra política exterior en el orden económico— pierda e una personalidad tan extraordinariamente relevante carao José Luis, Cerón, que ha ofrecida, durante una serie de años, una imagen de España válida y convincente, a pesar de los pesares, en los cenáculos exteriores, donde se ha escachado atentamente al llamado «Kissinger español». Numera uno en nuestra diplomacia, por méritos refrendadas internacionalmente, Cerón Ayuso fue abrasado con afecto y admiración par sus compañeras de carrera, por el ministro Cortina, por los ex ministros López Bravo y Lapes Rodó y por amigos ajenos a la diplomacia y a la economía. Casi paralelamente al homenaje sencillo y sincero al diplomático-economista, el embajador don Antonio Garrigues y Díaz-Cañabate, un diplomático-político, ofrecía en el Club Siglo XXI, a un gran auditorio, selectísimo de personalidades de diversos estamentos, una conferencia sobre el tema «Estado-Iglesia, Estado-Movimiento y Estado-sociedad». Cuanto dice con la pluma o con la palabra Antonio Garrigues siempre tiene interés, porque hay abara y ponderación, en sus artículos y en ras discursos, mantenidos, aun con los argumentos más polémicos, en un noble equilibrio, reflejo de su caballerosidad y de una inteligencia jamás neutralizada por ningún sofisma. Esta conferencia del ex embajador de España ante el Papa toca muchos resortes para amplios comentarios.—ARGOS.

 

< Volver