La vida cuesta más     
 
 Informaciones.    20/04/1974.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

LA VIDA CUESTA MAS

EN marzo el índice general del coste de la vida creció en un 2,17 por 100, record en la historia de la economía española. La anterior marca correspondió al mes de septiembre de 1973, con un 1,74 por 100 de elevación. Para el presente mes se espera que el aumento del coste de la vida roce otro 2 por 100. Las previsiones globales para todo 1974 especulan ya con el peligro de un aumenta global del coste de la vida del orden del 20-25 por 100,

El Gobierno afirma que analiza con dureza cualquier petición de elevación de precios y que ha reforzado la labor de vigilancia en materia de disciplina de mercados. Empero, el Gabinete está dispuesto también a mantener un ritmo europeo de alzas de precios para no despegarnos económicamente de la zona. Se procurará mantener el desarrollo y mantener el nivel de empleo. Lo que parece inmediato es una subida en las tarifas postales y en los seguros de los automóviles. A este último respecto, la industria automovilística nacional ya esta viendo con preocupación el aumento de sus stocks de producción debido al aumento del precio de los vehículos, de la gasolina, la limitación de velocidad y ahora la subida de tos seguros.

Este y otros sectores pueden entrar en recesión no sólo por el retraimiento de Ja demanda, sino por la general escasez y carestía de materias primas, analogable a la que sufrió el mundo durante la guerra de Corea. En tal caso !a aspiración al pleno empleo 6 el simple mantenimiento de los actuales niveles de ocupación va a resultar particularmente difícil. Máxime si contamos con la obligada repatriación de españoles de Marruecos, con la disminución de la emigración laboral a Europa y el paro, que ya afecta a miles de trabajadores españoles en países de la C. E. E. y que les podría obligar a regresar, suiza, de otra parte, está en puertas de arbitrar modificaciones legislativas que expulsarían del país a buena parte de los trabajadores extranjeros, entre los que también se cuentan varios miles de españoles. La creación de nuevas plantas industriales —Ford— no resolverá por si solo el problema.

En el periodo febrero 1973-febrero 1974, sólo Finlandia, Islandia, Grecia, Portugal y Turquía (entre los países europeos) han superado a España en cuanto a inflación.

Por el momento, la situación más critica afecta al sector de la construcción: dos mil empresas y cerca de millón y medio de trabajadores. Los constructores piden un aumento del 27 por 100 en el tipo de subasta pública (contratas para obras públicas), al no poder hacer frente a la subida de precios galopante que han experimentado los materiales de construcción. Bastantes obras han tenido que detenerse y será difícil obviar una fuerte disminución de la contratación privada, con la consiguiente repercusión en la masa de trabajadores, generalmente eventual y escasamente cualificada y de difícil colocación en otros sectores productivos.

las reservas monetarias han disminuido un poco a causa de las subidas internacionales del petróleo y las materias primas importadas —origen básico de la inflación nacional e importada—, pero empresas como el I. N. I. o la Compañía Telefónica acaban de recibir una inyección exterior de 400 millones de pesetas, por parte de entidades de crédito de todo el mundo. En un momento de aumentos brutales en las materias primas o suministros energéticos del exterior, la actual política monetaria española tendrá que resolver el difícil objetivo de mantener el desarrollo y el nivel de empleo con una inflación que afecta principalmente a las rentas fijas y por ello al consumo.

 

< Volver