Declaraciones políticas     
 
 Informaciones.    20/04/1974.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

DECLARACIONES POLÍTICAS

EN declaraciones a «El Correo Catalán», don José María de Areílza afirma lo siguiente: «No sé qué cosa sea eso del centrismo; me parece un cajón de sastre, donde entra todo lo ambiguo que no quiere o no puede definirse.»

«La Monarquía —dice también el conde de liótrico— puede significar la reconciliación de los españoles en la libertad y en la ley, y por su propia esencia, que arranca de una tradición histórica de muchos siglos, es, como institución, la suprema instancia arbitral sobre grupos, estamentos, intereses y clases. En la diversidad regional peninsular, la Monarquía es el símbolo personal y unificador, el Rey es el Jefe de las fuerzas armadas, y su familia, en la casa de cristal, debe aglutinar también los valores ejemplares de la convivencia humana y colectiva.»

Respecto al «renacimiento» del asociacionismo político, contesta: «Más que renacimiento creo que se trata de un clima de esperanza. Hay mucha gente que desearía ver ampliada la base del sistema con una ancha participación y una autentificada representatividad. Con ello se prestaría un indudable servicio al régimen, completando su desarrollo político, y un notable apoyo a los que no desean soluciones catastróficas ni Numancias innecesarias en el mañana. Si la apertura es sincera, en el empeño participará mucha gente.»

Don Rafael Ruiz Gallardón, ex delegado nacional de Asociaciones (Secretaría General), declara, por su parte, a «El Europeos: «Creo que los principios, y en general nuestra Constitución, no sólo no excluyen, sino que reclaman, para un desarrollo coherente, las asociaciones políticas. No creo en absoluto que el Gobierno actual, tras las explícitas manifestaciones del presidente ante las Cortes, intente eludir el tema utilizando procedimientos que ya nadie acepta. Creo en la sinceridad del Gobierno, porque el problema es tan evidente, es tan claro, que nos estamos jugando en él todo nuestro futuro político,»

Don Dionisio Bidruejo, en «Destinos, afirma: «La oposición en España viene siendo poco coherente, poco eficaz. Claro quie es todo muy difícil (...). Los obreros tienen siempre el gran sentido de la realidad que caracteriza a esa clase. Por primera vez en la historia, las revoluciones no se hacen por razones materiales, tino morales, ideológicas; pero los obreros siguen fijos en la realidad, en sus reivindicaciones, y ese sentido de la realidad es lo que les salva. Claro que hoy están escindidos, porque hay un proletariado distinguido que mimetiza a la burguesía; pero yo que no soy marxista, creo en el gran sentido común y reivindicativo de la clase obrera.»

Don Manuel Cantarero del Castillo, presidente nacional de la Agrupación de Antiguos Miembros del Frente de Juventudes, en conferencia pronunciada en Sevilla, afirma que «la indeterminación actual de nuestro sistema político, que ni es de partido único, ni de pluripartidisrno, ni de partidos constitucionales o asociaciones políticas del Movimiento, produce un vacío entre la sociedad y el Estado que amenaza de nuevo con el tradicional divorcio entre la España oficial y la España vital. Urge por ello el estatuto del derecho de asociación política.»

 

< Volver