IV Plan: desarrollo cualitativo     
 
 Informaciones.    11/05/1974.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

IV PLAN: DESARROLLO CUALITATIVO

EL ministro de Planificación del Desarrollo, don Joaquín Gutiérrez Cano, presentó el lunes en las Cortes las orientaciones básicas del IV Plan de Desarrollo. Señaló que la emigración va a merecer una atención especial y que se crearán cuantos puestos de trabajo sea posible allí donde falten. «El crecimiento económico —dijo el ministro— ha traído consigo un desequilibrio entre las diversas áreas de nuestro país. Las zonas deprimidas han experimentado una gradual despoblación y, lo que es más grave aún, una pérdida desproporcionadamente superior de su población activa. Por todo ello, la emigración merece toda la atención del IV Plan.» El ministro estimó que es preciso volver los ojos hacia el campo, ya que ello «contribuirá además al logro de un mayor equilibrio de las actividades productivas».

El ministro de Planificación pidió la participación en el Plan de Instituciones y personas del sector público y del sector privado y anunció que este IV Plan recoge las experiencias de los anteriores y los perfecciona en los siguientes órdenes: a través de una participación institucional que utilice los cauces representativos de nuestro sistema político, y por la composición de cada una de las 25 comisiones encargadas de elaborarlo. «La totalidad de los miembros de las comisiones —apuntó el ministro— serán representativos y el ministro de Planificación del Desarrollo se limitara a nombrarlos.»

En resumen, según las orientaciones básicas, este nuevo Plan tiende mas al desarrollo cualitativo que al puramente de crecimiento cuantitativo. Asi lo estima don Fernando Sánchez Creus, director general de Planificación Social, que en una reciente conferencia dijo: «En nuestros planes de Desarrollo se ha buscado hasta ahora un crecimiento en cifras; sin embargo, el próximo Plan debe servir para otro tipo de desarrollo (...). Los propios planificadores de la economía se están dando cuenta de que ya no se trata tanto de resolver los problemas que se plantean como de humanizarlos.»

 

< Volver