Autor: Cortés-Cavanillas, Julián (ARGOS). 
   De todo un poco y algo más     
 
 ABC.    30/05/1974.  Páginas: 1. Párrafos: 1. 

EN POCAS UNEAS

DE TODO UN POCO Y ALGO MAS

¿Se celebrará en la fecha señalada, y adentrado el verano, la vista por el proceso Matesa? Parece que sí, aunque no hayan sido aceptados todos las testigos propuestos por el abogado defensor de Vila Reyes, dan José Marta Gil-Robles. ¿Por qué —con las debidas limitaciones que existen en todas partee— no se autoriza el juego en varías casinos españoles, como el de San Sebastián, para acabar con el bochorno de que suceda, como ha señalado el diario «La Voz de España», de la capital donostiarra, de que el 70 por 100 de la clientela del Casino Municipal de Biarritz la componen los españoles? Cierto es que no voy a citar los compatriotas ilustres y distinguidos que se van o jugar los cuartos en Francia. Pero en este año en que el turismo nos va a flojear —y los síntomas son desgraciadamente bastante claros—, tonto en Canarias como en Baleares y en las Costas Brava y del Sol, ¿por qué no decidirse a ofrecer a los propios turistas del interior, los atractivos que te van a buscar fuera de las fronteras y que, de otra parte, no constituyen pecados contra la salvación del alma? De los comentarios que se hacen y de las polémicas últimas en el ágora política, la figura que mes ha crecido en prestigio últimamente del Gobierno de Arias Navarro es la de don José García Hernández. Y se comprende, no sólo por la manera que ha sabida presentar y defender el proyecto de ley de Administración Local, sino por otras razones que damuestran la categoría moral, humana y política ¿el primer vicepresidente del Gobierno y ministro de la Gobernación. impóngate la noticia de la llegada, con carácter oficial y como invitado del Gobierno, de monseñor Casaroli, evidentemente con la sola intención de solucionar los problemas —por cierto graves— existentes entre la Iglesia y el Estado y revisar o crear un nuevo Concordato que restablezca la paz que, absurdamente, no hay con la Sania Sede. Porque va siendo hora de que se equilibren las posiciones en contraste y que España demuestre de una vez que no puede estar oscilando su péndulo religioso del clericalismo al anticlericalismo y del extremismo negro al extremismo rojo.— ARGOS.

 

< Volver