Barrera de Irimo, en la O.C.D.E.     
 
 Informaciones.    01/06/1974.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

BARRERA DE IRIMO, EN LA O.C.D.E.

EL ministro de Hacienda, don Antonio Barrera de Irimo,, ha asistido a la reunión del Consejo de ministros de la O.C.D.E. —Organización de Cooperación y Desarrollo Económico—, celebrada en París, y ha pronunciado un discurso en el que destacó la circunstancia en la que se celebra esta reunión; en plena crisis económica provocada por la carestía de los precios de las materias primas, lo cual debe impulsar a la Organización a un trabajo de estudio y coordinación más intenso y a la búsqueda de soluciones conjuntas. «Hay que establecer el horizonte de un nuevo equilibrio y una nueva cooperación mundial para el progreso», dijo el ministro en su alocución.

El señor Barrera de Irimo significó, asimismo, la situación, española que combina el afrontamiento de la crisis con la persistencia de una política de crecimiento. Finalizada su intervención en la sede de la O.C.D.E., el ministro de Hacienda se reunió con los informadores españoles, a los que expuso la estrategia económica española: «España mantiene actitudes psicológicamente alejadas de la crisis. La situación puede ser grave, y algunos de los asistentes a la reunión de la O.C.D.E. no han radiado en hacer paralelismos con la crisis de los años 30. Pero la situación española es consoladora. Los resultados hasta ahora, ya que no satisfactorios, son, por lo menos, razonables. El horizonte puede ser optimista. Nuestra política es más arriesgada, ya que España no se puede permitir el lujo de dar un par6n repentino a su crecimiento, que será superior a un 5 por 100 este año. No habrá estabilización; nuestra opción, razonablemente solida, es la estrategia del crecimiento.»

El señor Barrera comunico también la decisión adoptada en esta reunión de la O.C.D.E. de que ningún país tomará medidas proteccionistas o que dificulten artificialmente los intercambios comerciales en estos últimos doce meses, «Serán doce meses de "fair play" —dijo el ministro—. Esto está de acuerdo con la actual política económica española, que se basa en hacer uso de nuestra capacidad de compra gracias a nuestra reserva de divisas en el mundo para intentar atenuar los problemas de precios en el Interior, sin frenar excesivamente el desarrollo.»

 

< Volver