El Presidente, en Barcelona     
 
 Informaciones.    15/06/1974.  Página: 8. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

EL PRESIDENTE, EN BARCELONA

INSTRUMENTO insustituible al servicio del propósito participativo ha de ser la regulación futura del derecho de asociación, que se baila en el frontispicio de todo desarrollo democrático». Estas palabras de don Carlos Arias resumen el anuncio fundamental de, su discurso de boy en Barcelona. Discurso que reafirma conceptos expresados el pasado 12 de febrero y que expresa una interpretación auténtica —de signo pluralista y de participación, «sin impaciencia ni dilaciones»— de lo que se viene llamando «el espíritu del 12 de febrero».

Quienes creen, que nuestro ordenamiento político debe ser de signo evolutivo y que cualquier clase de inmovilismo lo haría inviable en «1 futuro se habrán sentido tranquilizados por estas palabras del presidente Arias: «No conozco en política mayores riesgos que los del vacío, la atonía y la inhibición ciudadana». «A estos riesgos queremos salir al paso con la regulación del derecho de asociación». (Ver texto del discurso en páginas de información.)

La preparación de este viaje se ha hecho cuidando exquisitamente todos los detalles. Estuvo en Barcelona —que estrena nuevo gobernador civil: Rodolfo Martín Villa— el presidente de las Cortes. El señor Rodríguez de Valcárcel se reunió con 28 procuradores en Cortes residentes en Cataluña, entre ellos el gobernador, el presidente de la Diputación y el alcalde de Barcelona. No se dio publicidad a lo tratado en esta reunión. Posteriormente el presidente de tas Cortes se entrevistó en La Gavina de S´Agaró con una serie de personalidades políticas entre las que figuraban los ex ministros López Rodó y Galicano Goñi, asi como don Carlos Pinilla, hombre muy vinculado a Girón.

Tras Rodríguez de Valcárcel hizo acto de presencia en Barcelona el subsecretario de Información y Turismo, don Marcelino Oreja. Junto al gobernador de la provincia "mantuvo una rueda de Prensa con los informadores barceloneses. El subsecretario «encajó» todas las preguntas relacionadas con rumores de alto bordo, teles como el cese del teniente general Díez-Alegría al frente del Alto Estado Mayor, el hipotético «manifiesto» de don Juan en Estoril o la concesión de derechos sucesorios a don Juan Carlos en favor de su primogénito varón, el infante Felipe.

A este respecto se especula con la posibilidad de una próxima designación de don Felipe como sucesor a título de Rey de su padre el Príncipe de España. Cobra cuerpo la creencia de que tales derechos de sucesión han de serle reconocidos al Príncipe Juan Carlos, y no sería precisamente descabellado que antes de que las Cortes inicien en julio sus vacaciones legislativas se procediera a esta designación que salvaguarda la continuidad de la Monarquía del 18 de Julio.

De otara parte, el presidente del Gobierno asistió a las maniobras hispano-francesas «Galla IV» en compañía del primer vicepresidente del Gobierno, ministro del Ejército y capitán general de Madrid, señor campano. Han sido comentadas las palabras de afecto y elogio del presidente hacia la figura del teniente general Campano.

 

< Volver