Asociacionismo     
 
 Informaciones.    06/07/1974.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

ASOCIACIONISMO

EN la sede del Consejo Nacional se han reunido esta semana las ponencias encargadas del estudio del «Estatuto jurídico del derecho de asociación política», «Desarrollo político desde la base constitucional de las Leyes Fundamentales del Reino» y «El carácter integrador del Movimiento y la utilización de sus estructuras organizativas». Las reuniones se han celebrado a «puerta cerrada», por lo que no ha trascendido nada del desarrollo de los temas estudiados; sólo la impresión general de que el tema del desarrollo político sigue adelante y que en un futuro más o menos próximo quedarán establecidas las asociaciones políticas.

Pero mientras se sigue en la Alta Cámara debatiendo el tema de las asociaciones «a puerta cerrada», son muchas las voces de personas representativas y hombres políticos que alzan su voz ante la opinión pública, exponiendo su parecer sobre el tema asociativo. Así, mientras el ministro secretario general del Movimiento, señor Utrera Molina, decía ante el Pleno del Consejo Provincial del Movimiento de Burgos que los hombres de su generación «tenemos por encima de todo una clara voluntad de concordia y queremos la integración fraterna de todos los españoles», el subsecretario de Información y Turismo, don Marcelino Oreja Aguirre. declaraba a la revista «Mundo»: «Lo mejor es que los grupos políticos sean identificables como asociaciones legales, para que sepamos quién es quién en la política.» «Las asociaciones —subrayó el señor Oreja— son imprescindibles para hacer viable la apertura.» «Todos los españoles de buena fe que respeten el marco de la legalidad deben tener la oportunidad de competir ante el pueblo solidariamente, ofreciéndole opciones diversas para la solución de sus problemas.»

El señor Fraga Iribarne, por su parte, ha hecho unas declaraciones al diario «La Vanguardia», en las que, tras resaltar que España está atravesando por un momento político extraordinariamente interesante, da «u opinión sobre las asociaciones políticas: «Mi punto de vista es que las asociaciones políticas: «Mi punto de cesarías para una vida pública ordenada. No se conoce ningún sistema que funcione sin asociaciones políticas. En un Estado moderno, o hay un partido único o bien asociaciones más o menos libremente establecidas, y qué duda cabe que son el "quid" para el buen desarrollo político de cualquier país.»

También el tema del asociacionismo político fue tratado en la Junta Nacional de la Agrupación de Antiguos Miembros del frente de Juventudes, celebrada esta semana en Cartagena. A la misma, presidida por don Manuel cantarero del Castillo, asistió el delegado nacional de Acción Política y Participación, señor Melero, quien celebró un coloquio con los asistentes sobre el pendiente Estatuto del derecho de asociación política. Don Ignacio Camuñas, por su parte, ha declarado al «Diario de León» que cunas asociaciones auténticamente representativas y válidas para todos no son sino partidos políticos», y ha mostrado su escepticismo en torno a la política aperturista: «Pienso que el aperturismo ha muerto, pero de todas maneras la apertura está absolutamente viva.»

Como una muestra de la vitalidad de esa apertura, podemos considerar la reunión que tuvo lugar esta semana en la residencia del escritor y poeta Francisco Sitjá, en Sitges (Barcelona). A la reunión —que ya se la ha calificado como «paella política» o «el espíritu de Sitges»— asistieron setenta y seis personas de diversas tendencias políticas, todas de carácter democrático, y el tema principal de la reunión giró en torno a la situación política española.

 

< Volver