Franco, enfermo     
 
 Informaciones.    13/07/1974.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

FRANCO, ENFERMO

EL martes a mediodía, la Casa Civil del Jefe del Estado hizo público un comunicado en el que se informaba del ingreso del Jefe del Estado en la Ciudad Sanitaria Francisco Franco, a, causa de una flebitis en la pierna derecha, cuyo tratamiento, a juicio de sus médicos, aconsejaba su hospitalización. Franco llegó al centro médico por su propio pie y ya en su primer día de estancia el proceso de flebitis —ligero y superficial— comenzó a regresar favorablemente, a causa no sólo del tratamiento médico, niño de la excelente constitución física del Caudillo.

Conocida la noticia de su hospitalización, numerosas personalidades comenzaron a acudir al centro médica para interesarse por la salad de Franco. El Principe de España ha mantenido en estos días largas entrevistas con el Jefe del Estado, así como el presidente del Gobierno. El presidente de las Cortes, ministros, ex ministros y autoridades visitaron durante estos días al ilustre enfermo, coincidiendo todos en afirmar —al igual que sus familiares— que el estado de salud de Franco era magnifico y que estaba respondiendo óptimamente al tratamiento.

En efecto, los médicos que le asisten han confirmado la remisión de la fase aguda de la flebitis, autorizándole a dar cortos paseos. La impresión general es que la flebitis ha cedido y que Franco sólo permanecerá unos días más en el hospital por medidas precautorias.

El jueves, con un día de antelación, se celebró en la Presidencia el Consejo de ministros, presidido por don Carlos Arias, «previa consulta con el Jefe del Estado». Fue un Consejo decisorio «de trámite», pero con la novedad de que no fue presidido por el Jefe del Estado a causa de su enfermedad.

Finalmente cabe resaltar la exacta y puntual información que se ha dado sobre la enfermedad del Jefe del Estado, y el sereno tratamiento que la Prensa ha hecho del suceso. Don Pío Cabanillas, en la referencia del Consejo, hizo alusión a ello al afirmar que «precisamente la Prensa, al no presumir acontecimientos durante estos últimos días, ha dado una buena lección orientadora».

 

< Volver