Huelga en al bajo Llobregat     
 
 Informaciones.    16/07/1974.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 4. 

HUELGA EN EL BAJO LLOBREGAT

TRAS una asamblea general entre los cargos sindicales del metal de la comarca de Cornelia, la iniciación de conversaciones de los representantes de la empresa química Solvay, de Martorell, y el acuerdo de los trabajadores de Elsa de reincorporarse al trabajo, parece que ha comenzado a remitir el conflicto laboral que durante más de una semana ha afectado a la totalidad de las empresas del metal de esta comarca, cuyos obreros han permanecido en huelga en solidaridad con los trabajadores de Elsa y Solvay y en apoyo de sus reivindica/e iones en torno al convenio colectivo del metal.

El conflicto, iniciado en las empresas Elsa y Solvay, en huelga desde hace varias semanas por disconformidad con las negociaciones del convenio del metal y en protesta por los despidos en las plantillas, comenzó a extenderse a oteas empresas de la comarca, llegando a alcanzar el martes caracteres un tanto alarmantes, al parar la casi totalidad de las empresas de la zona e incluso diversas factorías de Barcelona. Según la Organización Sindical, el número de trabajadores en huelga fue de 18.406 y la cifra de empresas afectadas 87. En distintos momentos hubo conatos de manifestación y enfrentamiento entre la Policía y los trabajadores y se practicaron varias detenciones. Al día siguiente remitió la tensión en la zona al anunciarse que los empresarios siderometalúrgicos habían aceptado reemprender la discusión del convenio y al llegarse a un acuerdo en la empresa Elsa. El paro sólo afectó ese día a 28 empresas y a más de 8,000 trabajadores. El jueves la huelga alcanzó a veinte empresas y participaron en ella unos 1.000 trabajadores. Ese mismo día cerca de cien trabajadores de Solvay se concentraron en el monasterio de Montserrat, permaneciendo encerrados hasta el día siguiente en señal de protesta por la situación de su empresa.

Numerosas empresas de Barcelona —entre ellas la Seat— han realizado también huelgas intermitentes durante toda la semana en solidaridad con los obreros de Elsa y Solvay, en apoyo a las peticiones de todos los trabajadores del metal de la zona y en protesta por los despidos y detenciones.

Aunque el conflicto tiende a remitir, medios laborales señalan que la presente huelga del Bajo Llobregat, por su extensión y duración, ha sido la más importante del año, no sola en Cataluña, sino en toda España. Durante más de una semana la inactividad ha sido total en más de 90 empresas de la zona y los huelguistas han alcanzado la cifra de 20.000.

 

< Volver