Referendum en el Sahara     
 
 Informaciones.    24/08/1974.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

REFERENDUM EN EL SAHARA

EL pueblo del Sahara decidirá su futuro en referéndum que se realizará, auspiciado por las Naciones Unidas, en una fecha no determinada dentro de los seis primeros meses del año 1975. Esta decisión del Gobierno español fue comunicada oficialmente al secretario general de las Naciones Unidas por nuestro representante diplomático en dicha Organización, don Jaime de Piniés, a través de una carta fechada el pasado jueves. El texto literal de dicha misiva, hecho público por la Oficina de Información Diplomática —órgano autorizado a informar sobre el Sahara, al encontrarse este tema aún bajo secreto oficial como «materia reservada»— es el siguiente:

«Señor secretario general: En cumplimiento de instrucciones de mi Gobierno, y con referencia a la comunicación que le dirigí con fecha 10 del pasado mes de julio, tengo la honra de comunicar a V. E. que el Gobierno de España, consecuente con su adhesión al principio de la libre determinación que proclaman las resoluciones 1.514 (XV), de 14 de diciembre de 1960, y 3.162 (XXVIII), de 14 de diciembre de 1973, asi como las demás resoluciones pertinentes de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la cuestión del Sahara; efectuadas las oportunas consultas con representantes de la población autóctona del territorio con vistas a su autodeterminación; declara su decisión de adoptar las medidas precisas para que la población autóctona saharauí ejerza su derecho a la libre determinación.

Para ello, celebrará un referéndum, bajo los auspicios y garantías de las Naciones Unidas, dentro de los seis primeros meses de 1975, en la fecha que se fijará con la debida antelación.

Adoptará las medidas necesarias para que los habitantes autóctonos del territorio ejerzan su derecho a la libre determinación conforme a la resolución 3.162 (XXVIII), de 14 de diciembre de 1973, y establecerá, dentro del plazo indicado, el procedimiento para la celebración del referéndum, mediante las consultas pertinentes.»

Las resoluciones de la O. N. U. relativas al Sahara, y en último término la resolución 3.162, de 14 de diciembre de 1973, reafirma la adhesión al principio de la autodeterminación y su aplicación en un marco que garantiza a los habitantes del Sahara la expresión libre y auténtica de su voluntad, a cuyo fin invita a España a que determine, en consulta con los Gobierno de Marruecos, Mauritania y cualquier otra parte interesada, los procedimientos para la celebración de un referéndum bajo los auspicios de la Organización, De acuerdo con ello, el Gobierno español se propone proseguir sus contactos con las partes interesadas en la cuestión. Las recientes conversaciones hispano-marroquíes responden a este propósito y en ellas se ha abordado el tema del Sahara occidental de forma abierta y sincera.

Poco más podemos decir de este tema —al margen de señalar que por primera vez, a nivel oficial, no se emplea el término de «Sahara español», sino de «Sahara occidental»—, que aún se encuentra bajo secreto oficial, en espera de que sea levantada su clasificación como materia «reservada», como fue anunciado el día 9 del presente mes por don Pío Cabanillas.

 

< Volver