Franco reasume el mando     
 
 Informaciones.    07/09/1974.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

FRANCO REASUME EL MANDO

CON fecha 31 de agosto, un equipo médico reconoció a Franco en Torre de Meirás, diagnosticando que «su proceso de tromboflebitis de la extremidad inferior derecha está clínicamente curado, por lo que se da por terminada la convalecencia, pudiendo reanudar su vida habitual». El parte estaba firmado por los doctores Castro Fariñas, Epeldegui, Gómez Mantilla, López García, Ortiz Vázquez, Pozuelo Escudero y Schuller Pérez.

Constitucionalmente, y a raíz del parte médico de alta, sólo la voluntad personal de Franco era obstáculo para la reasunción de poderes, cedidos en su día interinamente por enfermedad. Con fecha 2 de septiembre, el Presidente del Gobierno, siguiendo lo dispuesto por la ley, remitía sendos escritos desde Salinas (Oviedo), su lugar de veraneo, al presidente de las Cortes y al Príncipe de España. En ambos se comunicaba que desaparecida la causa de la enfermedad de Franco, éste había decidido recuperar sus funciones delegadas el 19 de julio en la figura de don Juan Carlos de Borbón. En caso de ausencia o enfermedad, basta constitucionalmente que el presidente del Gobierno dé cuenta al de las Cortes para que el artículo 11 de la Ley Orgánica del Estado y su ley complementaria de 15 de julio de 1971 funcionen en un sentido u otro.

Los comentarios públicos acerca de esta reasunción de poderes han sido unánimemente positivos. Las fotografías tomadas al Jefe del Estado en el club de golf La Zapateira evidencian una forma física superior a la que correspondería normalmente a cualquier otro hombre de su edad, ello sin contar sus altas responsabilidades y el hecho de que acaba de salir de una grave dolencia. A tenor de la familia, Franco continua recibiendo Clases de foniatría, que deben estar dando óptimos resultados, dado que ha reanudado sus audiencias y contactos personales fuera del círculo familiar.

Como comentario final al hecho de la reasunción de poderes y a todo el proceso político de la enfermedad de Franco, cabe resaltar el estricto cumplimiento de la ley del Generalísimo, del Príncipe y del presidente del Gobierno y su equipo ministerial.

 

< Volver