Autor: Ruiz Gallardón, José María. 
   Primera sangre     
 
 ABC.    11/05/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

APUNTE POLÍTICO

PRIMERA SANGRE

Por José María RUIZ GALLARDON

Ayer, ABC daba cuenta en «noticias de última hora» de la muerte de un militante derechas a manos,

según todos los indicios, de un vendedor de «Mundo Obrero». Que yo sepa, «Mundo Obrero» es el

órgano del «Partido Comunista de España», el partido de Santiago Carrillo recientemente legalizado en

contra —han leído ustedes bien, en contra—de la resolución dictada por el Tribunal Supremo español.

Carrillo quiere presentársenos como moderado y demócrata. Hasta ha escrito un libro lleno de

incongruencias marxistas, en la más pura línea de Maquiavelo (el inspirador del sardo Gramsci, padre del

eurocomunismo).

Carrillo pide por Radio Nacional de España, el voto a sus afiliados y simpatizantes para Que lo hagan

«con coraje» Carillo, demócrata de nuevo cuño, elogiador del ayer vilipendiado José Díaz, vilipendiador

ahora del ayer adorado «padrecito Stalin», no es el responsable directo del homicidio de Valdemoro. Pero

su partido tiene un órgano y ese órgano se llama «Mundo Obrero». Y el homicida cometió los hechos con

ocasión de la venta pública de ese periódico —que no me consta que esté debidamente autorizado aunque

«exista» y eso parezca bastar al señor ministro del ramo. Y, sobre todo, el presunto autor iba armado.

Me gustaría ver los gestos y leer los periódicos y oír el crujido de las linotipias de cierta Prensa si los

hechos hubieran acontecido de otra manera. Si el autor de la muerte hubiera sido, por ejemplo, vendedor

de un periódico de la ultraderecha.. ¡Dios, qué editoriales de indignación, qué artículos de condena, qué

truenos y truenos!

Mas el hecho está ahí: se ha vertido la primera sangre en período electoral. Como se contratan

revendedores para que la Prensa —alguna Prensa— dé cuenta, no de los discursos de los oradores, de sus

razones y alegatos, sino de los petardos y tracas. Con suave ironía, naturalmente.

Mientras tanto, «desde el pasado 15 de diciembre, fecha del referéndum, las minusvalías experimentadas

en las cotizaciones bursátiles ascienden, hasta el pasado mes de abril, a unos ciento cuarenta mil millones,

de pesetas». Dinero birlado, casi todo él, al modesto ahorrador. ¿Por quién? Por una desastrosa política

económica. Don Julio Alcaide Inchausti analiza ayer en «Informaciones» la crisis que sufrimos: en tres

meses hemos perdido más de mil millones de dólares de reservas, el alza de precios no se detiene. Y otros

economistas nos hablan ya del millón de parados.

Primera sangre. Pobreza. Y ahora, votemos.

J. M. R. G.

 

< Volver