Autor: Alcocer, José Luis (CIUDADANO). 
   Pulso político     
 
 Pueblo.     Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

PULSO POLÍTICO

Pleno de las Cortes. Que es tanto como decir pleno del sistema. Y pleno también de optimismo, derivado de las noticias de la Ciudad Sanitaria y de las declaraciones de su director, doctor Hidalgo. Franco está recuperado. En las Cortes, Alejandro Rodríguez de Valcárcel hizo un apunte emocionado del Generalísimo. Y un justo apunte paralelo de la personalidad del Príncipe, que es de equidad reconocer. La vida sigue con normalidad; el mejor homenaje a quien conduce es seguir trabajando y ocuparse en serio del orden del día; las instituciones han demostrado su solidez; y el Príncipe, que está ya indisolublemente unido a la imagen de Franco, ha hecho gala de, una discreción y una prudencia excelentes; de ahí que Valcárcel, en nombre de las Cortes, ante las que el Príncipe juró su lealtad, dijese que «a su fidelidad, a la hora y a la circunstancia de España, le correspondemos con nuestra fidelidad». En efecto, en los cinco años que se cumplían justamente el mismo día que Valcárcel pronunciaba sus palabras, el Príncipe ha conseguido establecer, una comente de comunicación cordial con su pueblo. No le han faltado dificultades y asedios, pero se muestra al parecer, como persona y como personalidad esquiva al secuestro. Nada hay más positivo que el deseo de que esto siga exactamente así.

Y también tuvo palabras, Rodríguez de Valcárcel, de recuerdo para el profesor Muñoz Alonso. Nada más justo por parte de quien encarna la autoridad de una Cámara a la que Muñoz Alonso dio, en infinitas ocasiones, el brillo del ingenio y la continuidad en un servicio inequívoco.

*

Hablando del Príncipe. Acaba de aparecer la tercera edición del libro «Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de España, Don Juan Carlos de Borbón». Está realizada por Ediciones del Movimiento, que dirige con constancia y sentido casi artesanal Agustín del Río Cisneros. La obra recoge desde las declaraciones riel Principe a la agencia Efe. en enero do 1969, hasta las recientes palabras de Su Alteza en el palacio de la Zarzuela, con motivo de su onomástica, el 24 de junio de 1974 La primera edición del libro salió justamente al año de la proclamación, en julio de 1970.

Fue, con mucha diferencia el adelantado de esa preocupación. Algún día habrá que valorar la aportación de Agustín del Río al aspecto testimonial y doctrinal del Régimen. Cinco años de pensamiento del Príncipe, merced a su esfuerzo de compilador escrupuloso, están en la calle. Es la de Agustín del Río una de esas biografías que uno no se explica cómo no han sido llevadas al Consejo Nacional. A él se debe el conocimiento de la obra de José Antonio, y la sistematización del pensamiento de Franco y del Príncipe. Su virtud fundamental es la constancia aplicada al trabajo de cada día. No es una virtud usual.

*

El caso es que se concluye ahora efectivamente el curso político. Hay sosiegos en los rostros ayer tal vez encrispados. Hoy comienza la conferencia sobre Chipre en Ginebra, mientras sigue la movilización de tropas griegas. Al parecer, las escenas de la breve contienda han repetido aquella ferocidad típicamente mediterránea de la que se hablaba en la inolvidable película «Zorba el griego». La decisión de que el debate sobre el proceso a Nixon sea televisado es sorprendente; ¿a qué se quiere llegar?, ¿qué pasa? Hay tres opciones: o el resultado del proceso está muy seguro en cualquier sentido o existe una maniobra de primera fila para deteriorar al primer mandatario norteamericano o, más sencillamente. Norteamérica tiene muchas cosas que olvidar y necesita el árnica de urgencia de una especie de «catarsis» político-democrática. Entre tanto, se inicia en Dublín la «cumbre» de una reunión revolucionaria internacional; los «representantes» en principio, ocultaron sus rostros; la conferencia durará una semana. La Iglesia de Portugal aconseja (a la vez que apoya el Movimiento de las Fuerzas Armadas, que los fieles se adscriban a la democracia cristiana. Mal asunto. Recordemos Chile. Y lo que vino después. Hay formas menos estridentes de pagar las propias culpas.

*

Sencillamente lamentable parece la medida de que un tribunal de disciplina vaya a juzgar las actividades poli ticas de Héctor J. Campera, ex presidente de la República Argentina. El «caso» Cámpora es medida de muchas cosas. Quienes procedan apresuradamente respecto a él no deben olvidar que acaso pueda también ser vía para otras muchas. Incierto futuro el de Argentina.

*

Mientras se habla de que tal vez esté naciendo ahora mismo la comunidad europea de la energía, crece la tensión en Berlín ante la decisión del Presidente de la R. F. A. de instalar un organismo federal en la antigua capital de Alemania. La U. R .S. S. se inquieta ante el giro de la situación mundial (no se olvide Chipre, entre otras cosas) y convoca una reunión del Pacto de Varsovia. En España, en Madrid, Franco piensa en sus vacaciones, y el verano da la impresión de estar convirtiéndose realmente en una época de tranquilidad, sosiego y merecido descanso para todos.

 

< Volver