Autor: Cavero, José. 
   La interinidad     
 
 Triunfo.     Página: 55. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

LA INTERINIDAD

José Cavero decía en «El Noticiero Universal» el miércoles:

«El lector político puede quedar completo con la recensión de la encuesta que incluye en su último número la revista "Gentleman" sobre el tema que acompañará, como cuestión pendiente, a los políticos durante todo el veraneo, según todos tos indicios: el de la interinidad de las funciones de la Jefatura del Estado en la persona del Príncipe, tema también denominado más brevemente como "el artículo 11". Se incluyen seis piniones de otros tantos políticos pertenecientes a su amplio abanico de tendencias. Resumimos: José María Ruiz Gallardón, tras afirmar argumentos a favor y en contra de la coronación del Príncipe, aquí y ahora, concluye su exposición y punto de vista: "La proclamación sería un acto de la máxima generosidad del Jefe del Estado y un ejemplo histórico sin precedentes. Pero Franco seguiría como Jefe Nacional del Movimiento, habiendo entonces un doble y nada conveniente centro decisorio". Por su parte, Dionisio Martínez Sanz revela que "Hace más de dos años hice llegar al Caudillo la opinión de un elevado número de procuradores que estimábamos aconsejable que se descargara de un elevado número de responsabilidades políticas. Entiendo que sólo el Caudillo tiene en su mano todos los elementos de juicio para elegir el momento oportuno de decidir sobre la interinidad y la designación del Principe".

Más tajante es don José María Gil Robles: "Toda interinidad es mala solución, por desgastar de modo peligroso al titular". Para Enrique Tierno Calvan, lo aconsejable es salir de la transitoriedad. "Sobre todo —dice— de la transitoriedad política y social en la que hace tanto tiempo estamos. Eso serviría para estabilizar la situación presente y para iniciar la apertura real de la que tanto se habla y no llega". José Solís se limita a advertir que las Leyes fundamentales han funcionado y que confía en que lo seguirán haciendo. En fin, Joaquín Satrústegui presenta la respuesta más seca. Declara que "como persona ajena a las esferas del poder y que propugna el establecimiento de la democracia, no me siento inclinado a opinar sobre la interinidad, marginal a mis preocupaciones".

La encuesta se cierra con un artículo del presidente del grupo editorial-político de la revista, don Ignacio Camuñas, quien hace resumen del estado de opinión existente sobre el tema: "Los tradicionalistas —asegura— quieren que se vuelva a lo conocido, que el poder vuelva a Franco; los aperturistas desearían la exaltación del Príncipe a la Jefatura del Estado; los demócratas moderados preferirían que don Juan Carlos no asumiese la Jefatura hasta tener la oportunidad real de plantear una monarquía democrática y, finalmente, los radicales se alinean en esta cuestión con los aperturistas. Nadie —concluye— defiende el mantenimiento de la interinidad. Acaso será Franco el único partidario"».

 

< Volver