Conversaciones Hispano-Marroquíes     
 
 Triunfo.     Página: 55. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

CONVERSACIONES IIISPANO-MARROQUIES

El lunes 12 se publicaba en la prensa este comunicado de la Oficina de Información Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores: «Como consecuencia de los mensajes que se cruzaron entre Su Excelencia el Jefe del Estado español y Su Majestad el Rey de Marruecos, se ha decidido, de común acuerdo, la toma de contactos entre delegaciones gubernamentales de los dos países. Con tai fin, el primer ministro de Marruecos, señor Ahmed Osmann, y el ministro de Estado encargado de los negocios extranjeros, doctor Laraki, serán recibidos en Madrid por el presidente del Gobierno, don Carlos Arias Navarro, y el ministro de Asuntos

Exteriores, don Pedro Cortina, a partir del lunes 12 de agosto de 1974».

Comentando esta noticia, «Ya» decía en un editorial al día siguiente: «Son varios los problemas que vienen dificultando las relaciones de buen vecino entre España y Marruecos. La cosa es tan notoria, que está en la conciencia de todos los españoles. Las radioemisoras marroquíes se encargan de mantener viva y al día la presencia de esos problemas. Por el lado de España se suele observar un prudente silencio, sin duda en el afán de no enturbiar la atmósfera en que las relaciones de buen vecino se deben desarrollar. Esta diferente actitud de España y Marruecos ante sus problemas recíprocos ya indica que en Babat y Madrid hay dos políticas divergentes (...). Quizá ha llegado para España la hora de modificar ciertas limitaciones a la divulgación de las diferencias, agrias a veces, con Marruecos. No parece que sea buen método informativo que los españoles hayan de sintonizar sus aparatos receptores con Rabat o Tánger para conocer (mal y unilateralmente, desde luego) lo que pasa en algunos ámbitos. El reciente anuncio del Ministerio de Información es esperanzador al respecto. Lo que hace falta ahora es que las normas persuasivas no se hagan desear muchos días».

Refiriéndose a las conversaciones, decía «Diario de Barcelona» el miércoles 14: «Se tiene la impresión de que las sesiones son muy intensas —hoy se han efectuado por la mañana y por la tarde—, pero no ha sido facilitada ninguna nota oficial que proporcione datos sobre el temario. Antes de iniciar las conversaciones, el primer ministro marroquí y el ministro de Negocios Extranjeros visitaron en su residencia en su residencia del palacio de la Zarzuela al Príncipe de España y Jefe del Estado en funciones. Su Alteza Real don Juan Carlos de Sorben, con quien mantuvieron una amplia entrevista, a la que asistió el presidente del Gobierno».

«Tele/eXprés», él mismo día:

«la información de los periódicos madrileños sobre las conversaciones queda reducida a constatar la ausencia de información. "Pueblo" apunta en un comentario de su tercera página, en un alarde de imaginación, que "es de suponer que las conversaciones giren en torno a cuestiones que han estado de actualidad en los últimos tiempos". Por su parte, "Informaciones" señala que "al parecer, no existe una agenda de trabajo prefabricada, por lo que la duración de las reuniones y el fin de las mismas se establecerá sobre la marcha"».

Otro comunicado oficial, publicado en tos diarios vespertinos del día 14, decía en su parte final: «Las sesiones de trabajo se han desarrollado en un clima de cordialidad, como corresponde a los vínculos que la vecindad geográfica y la historia han creado entre las dos naciones. En el curso de estas conversaciones, las dos partes han tenido ocasión de examinar los asuntos más importantes que interesan a España y Marruecos, y que aconsejaban un intercambio de puntos de vista para su mejor comprensión. Han examinado principalmente el tema del Sahara Occidental. Las conversaciones han sido útiles y las dos delegaciones han expuesto sus respectivos criterios con la franqueza que imponen las tradicionales relaciones entre ambos países».

 

< Volver