La descongelación de salarios     
 
 Triunfo.     Página: 56. Páginas: 1. Párrafos: 2. 

LA DESCONGELACIÓN DE SALARIOS

«Arriba» del día 14: «El "Boletín Oficial del Estado" publica hoy un decreto aprobado en el último Consejo de Ministros por el que se dejan sin efecto las medidas restrictivas que sobre la negociación colectiva sindical de las condiciones de trabajo establecía el artículo 12 del decreto-ley de 30 de noviembre pasado. Según el citado articulo, las restricciones tenían un plazo máximo de vigencia de un año, por lo que el próximo mes de noviembre hubieran terminado. Sin embargo, las representaciones de la Organización Sindical, y las reiteradas peticiones que el presidente del Gobierno recibió en su viaje a Barcelona, y sus palabras anunciando que el Gobierno procuraría suprimirlas lo más pronto posible, originan este adelantamiento. El decreto que se publica en el "Boletín Oficial" fue propuesto por el ministro de Trabajo, recogiendo precisamente estas peticiones sindicales después de considerar la evolución de los precios y salarios. De acuerdo con la nueva disposición, la negociación colectiva podrá desarrollarse con mayor flexibilidad y autonomía por las partes, pero, al hacer uso de su mayor libertad y responsabilidad, no deberán tener sólo en cuenta sus propios intereses, sino también los de la nación. Otro criterio organizador será el de mayor elevación proporciona! de las retribuciones más bajas. Con esta medida, adoptada en el primer Consejo presidido por el Príncipe de España, se evidencia la sensibilidad social del Gobierno y su atención a los problemas de los trabajadores, constituyendo un indudable alcance social y político».

Un editorial de «ABC», precisaba: «En definitiva, lo que se pretende es paliar determinadas situaciones injustas que la congelación general ha podido provocar, pero no colaborar a otras mayores por este camino. Así, el coste de la vida y la productividad habrán de ser los criterios orientadores de los convenios, limitándose la posibilidad de trasladar a los precios, cuya tendencia alcista procura el Gobierno reprimir sin lesionar los intereses generales de la nación, incrementos excesivos de salarios, y no pudiendo homologarse aquellos convenios que supongan perjuicio grave para el desarrollo del conjunto de la economía (...). Era necesario que la negociación de convenios se desarrollase en armonía con las circunstancias socioeconómicas, de acuerdo con la evolución del coste de vida, y a esa armonía se tiende en razón de la madurez de la Organización Sindical y de la confianza en la responsabilidad que asumen los representantes de trabajadores y de empresarios. Periódicamente, en interés de la mayoría, el ministro de Trabajo dará cuenta al Gobierno del desarrollo de la negociación colectiva, de los convenios homologados y, conjuntamente con el de Relaciones Sindicales, adoptará las medidas precisas para que esta descongelación cumpla sus líneas sociales sin perturcar el desarrollo económico. El equilibrio en la ecuación precios-salarios ha sido siempre difícil. Lo que se pretende ahora no es sino conceder una mayor libertad de movimientos para el juego de ambas fuerzas, utilizando la vía de una mayor justicia retributiva».

 

< Volver