Autor: Cortés-Cavanillas, Julián (ARGOS). 
   No hay duda     
 
 ABC.    03/12/1974.  Página: 43. Páginas: 1. Párrafos: 1. 

EN POCAS LINEAS

NO HAY DUDA

No hay (tuda que la nota más destacada de la semana última ha sido la excepcional declaración del Episcopado español —y por gran mayoría de obispos— sobre la participación política de todos los españoles, apoyando una evolución en profundidad de nuestras instituciones civiles, a lavar del proceso democratizador del país. No hay duda que es tremenda la lucha —como ha dicho en un resonante discurso Juan Manuel Fanjul— entre la voluntad, digna de todo elogio de don Carlos Arias Navarro, y «el grupo que está poniendo palos en las ruedas del desarrollo político», añadiendo que debemos apoyar al presidente del Gobierno, que está dejando parte de su salud en el empeño de sacar adelante lo que desde hace años viene siendo motivo de nuestra batalla. No hay duda, como afirma «Informaciones», que «la capacidad de acoplamiento de las Monarquías, lejos de ensueños autoritarios, a regímenes de libertad, es un ejemplo digno de meditación y admiración a un tiempo». No hay duda que es angustiosamente dramática la situación económica del clero español, desde hace mucho tiempo, sin que el Estado y los católicos hayan pensada seriamente en remediarla. No hay duda, porque bien se lo merecen, que los premios Mayte de teatro hayan recaído, como ganador y como finalista, respectivamente, en Antonio Buero Vallejo y en Maruja Asquerino. No hay duda que ha batido un récord, firmando libros, Pedro de Lorenzo con su «Gran café». Finalmente, no hay duda que una de las Exposiciones, de más alto valor en la pintura española de hoy, es la de Vicente Llorens Poy en «Turner». Y lo que no hay duda, desde luego, es que todo son dudas en la hora que vivimos.—ARGOS.

 

< Volver