Autor: Cortés-Cavanillas, Julián (ARGOS). 
   ¿Qué pasará? ¿Sí o no?     
 
 ABC.    15/01/1975.  Páginas: 1. Párrafos: 1. 

EN POCAS LINEAS

¿QUE PASARÁ? ¿SI O NO?

Muy importantes declaraciones hechas el pasado domingo a «La Vanguardia» par José María Areilza, en torno al tema de las Asociaciones políticas, donde ha apuntado que le agradaría una federación de grupos unidos en el objetivo de servir a la estabilidad política, considerando, de otra parte, que solamente con iniciativas basadas en la autenticidad se pueden evitar en su día los peligrosos vacíos de poder. Hasta el momento, la curiosidad y .los pronósticos por saber qué equipos y qué capitanes van a salir a la palestra se mantienen vivos, porque hasta el momento nadie se ha «echao p´atante» presentando un programa o anunciando que se dispone a iniciar el juego. Sin embargo, de fe que más se habla es de una «combinación» que acaso surja dentro de unos días, donde tres nombres con garra y prestigio como Silva, Areilza y Fraga lancen una campaña para demostrar en la primera ocasión oportuna qué pueden hacer y llevarse una opinión densa y extenso, muy por el estilo de aquella imponente, aunque las circunstancias sean diversas, que en la época de la República se ¡levó con su palabra, elocuentísima don José María Gil-Robles. Muy coincidente con la hora política que vivimos ha sido la magnífica conferencia—yo diría el espléndido informe— que ha ofrecido, con el premio del aplauso entusiasta de una gran concurrencia, Luis Apostas en el Club Siglo XXI. El título de documentadísima disertación de «Opción de la España real en el futuro previsible» sirvió para que más tarde, en la cena que siguió a la conferencia, se abriera un debate que confirmó el éxito de los planteamientos de Apostua, con intervenciones tan conspicuas como las de Fernando Suárez, Francisco Fernández Odóñez, Rafael Pérez Escola; Gabriel Cisneros, Matías Cortés, Luis de Jáudenes, Alfonso Osorio, Ramiro Calle, el conde de Toreno, Tomas Garlcano, Juan Carlos Guerra Zunzunegui, Primitivo de la Quintana y el comentarista político Negrín, que fue uno de los más afortunados exponiendo ciertos puntos de vista. Pero allí todos hubieran querido hacer un pronóstico lo más seguro posible ante la inseguridad en orden a tas Asociaciones. ¿Qué pasará? ¿Si o no? ¿Quién cuento inicialmente con 25.000 firmas? ¿Y quién, al menos, con 25 millones de pesetas, aunque sea una cifra mísera en la época que vivimos? Estos son los dos primeros problemas que la primera asociación que se funde tendría que resolver para poder «ser».—ARGOS.

 

< Volver