La CEE no ha ultimado su política interna sobre el tema. 
 El Mercado Común no prorroga su acuerdo pesquero con España     
 
 El País.    29/01/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

EL PAÍS, jueves 29 de enero de 1981

La CEE no ha ultimado su política interna sobre el tema

El Mercado Común no prorroga su acuerdo pesquero con España

Los pesqueros españoles deberán abandonar las aguas comunitarias a las doce de la noche del día 31 de

enero. El Consejo de Ministros de la CEE no ha prorrogado el régimen de pesca de 1980 para el próximo

mes de febrero. Los ministros encargados de este sector en los diez países miembros terminaron a

primeras horas de ayer una tensa reunión que se inició el martes, con grandes divergencias sobre la forma

de establecer una política común pesquera.

El tema de España no fue abordado por los ministros, informó un portavoz oficial, por lo que el régimen

vigente expirará definitivamente el 31 de enero.

Se esperaba que el consejo ministerial examinase la posibilidad de una nueva prórroga, pero quedó

descartado el proyecto ante las divergencias de carácter interno y la oposición concreta de Francia, el

Reino Unido e Irlanda.

Las negociaciones para fijar las condiciones en que la flota española podrá utilizar durante el año 1981 las

doscientas millas de la CEE se iniciaron el pasado mes de noviembre, pero se atascaron en seguida debido

a la divergencia de las posiciones respectivas.

En la última sesión negociadora (21 de noviembre), los comunitarios sólo ofrecieron 95 licencias para la

pesca de altura y 8.000 toneladas de merluza (más el doble de especies asociadas).

La delegación española insistió en la necesidad de mantener el régimen de 1980: 168 licencias para

capturar 11.870 toneladas de merluza (y doble cantidad de especies asociadas).

En la pesca de bajura no existen divergencias importantes. La delegación española sólo exigió una mayor

agilización de los trámites administrativos por parte de la CEE.

El embajador de España ante la CEE, Raimundo Bassols, ha precisado que la ausencia de prórroga para el

mes de febrero no significa una ruptura en las negociaciones en curso para establecer el régimen de 1981.

Las conversaciones continúan fluidas «Sólo representa una dificultad adicional al tema siempre difícil de

las relaciones pesqueras con la Comunidad, pero lo importante es que la situación de las conversaciones

continúa fluida», dijo Bassols.

En su opinión, las perspectivas son muy favorables para que se pueda encontrar una solución con motivo

de una nueva reunión del Consejo de Ministros de Pesca de la CEE, el próximo 10 de febrero en Bruselas.

En espera de un acuerdo comunitario sobre su régimen de pesca, y con objeto de facilitar más las cosas,

continuarán las conversaciones entre la Comisión Europea (órgano ejecutivo de la CEE) y la misión de

España para aproximar posiciones con vistas al régimen de 1981.

El subsecretario español de Pesca, Miguel Aldasoro, se trasladará a Bruselas el día 3 de febrero para

mantener contactos de alto nivel en el mismo sentido, y no se descarta que se celebre una nueva reunión

negociadora antes de la sesión ministerial de los diez del 9 y 10 de febrero.

Basándose en la situación del año anterior, en algunos medios comunitarios se considera que la ausencia

de nueva prórroga constituye una forma de presión para que los españoles acepten más fácilmente las

reducciones.

También se ha puesto de relieve la difícil situación de algunos países comunitarios en materia de pesca

frente a países terceros. Muy pocos avances se han producido en el amplio capítulo exterior inscrito en el

orden del día del Consejo de Ministros de Pesca de los diez.

Los observadores destacan el gran descontento de los pescadores de Alemania Occidental, que esperaban

la luz verde de esta sesión ministerial para la firma del acuerdo CEE-Canadá, puesto que la pesca de

altura de la RFA se desarrolla en aguas canadienses.

 

< Volver