La CEOE elabora un informe sobre la adhesión. 
 Pesimismo ante el ingreso en la CEE     
 
 Diario 16.    12/01/1982.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

La CEOE elabora un informe sobre la adhesión

Pesimismo ante el ingreso en la CEE

Todos los sectores productivos importantes en la economía española se tendrán que reestructurar a fondo,

así como la legislación ante la entrada de España en la CEE.

Madrid — Sólo una armonización con la Comunidad en el plano de las cotizaciones empresariales a la

Seguridad Social haría posible una implantación del impuesto sobre el valor añadido (IVA) en España,

señala la CEOE en un documento que acaba de hacer público en el que se analiza la repercusión en los

distintos sectores empresariales de la adhesión de España en la CEE. El documento recoge las

observaciones de los empresarios acerca de los problemas concretos que a cada sector de la economía

española plantea la adhesión. El estudio analiza las problemáticas específicas de los distintos sectores

productivos.

Sector agrario

«La aplicación a la agricultura española de la política agraria común actual podría ser beneficiosa

globalmente, siempre que se realice a través de un proceso de adaptación cuidadoso, que evite

distorsiones. Las ventajas más claras pueden producirse en el capítulo de los «imputs» agrarios, dado que

los precios son más reducidos en la Comunidad y que la oferta es más amplia y variada. El estudio

recomienda que se realice una adecuación de los precios internos a los comunitarios.

Sector industrial

Por otro lado, se indica que el efecto del ingreso en la CEE será más importante en el subsector lácteo,

cereales, tabaco, azúcar, hortalizas y vino.

Industria alimentária: El estudio afirma, entre otros puntos, que la Administración deberá adoptar las

medidas necesarias para mejorar su competitividad. Deberá además eliminar progresivamente el comercio

del Estado para estos productos.

Subsector de la energía:

En este capítulo se señala que es necesario reducir el consumo interior de energía primaria por unidad del

PIE, «que es comparativamente muy alto en España». En relación al carbón se habla de la necesidad de

realizar un importante esfuerzo inversor, mientras que en el eléctrico, el documento afirma que el

esquema actual, en el que conviven empresas públicas, privadas y mixtas, es el adecuado para el ingreso

en la CEE. En cuanto al petróleo, se indica que es necesario la creación de las estructuras comerciales que

permitan a las empresas privadas de refino la distribución y venta de sus productos.

Industria básica: En este apartado se analiza la repercusión en la siderurgia, en el que se habla del

peligro de la mayor presión exportadora —en la automovilística—, en la que se señala la necesidad de

adaptar la fiscalidad.

 

< Volver