En el Senado, nuevo rechazo a Fidel Castro. 
 Oreja insiste: España, a la OTAN     
 
 Diario 16.    07/09/1979.  Páginas: 1. Párrafos: 19. 

Diario16/7-septiembre-79

En el Senado, nuevo rechazo a Fidel Castro

Oreja insiste: España, a la OTAN

MADRID, 7 ()I6).- El ministro de Asuntos Exteriores, Marcelino Oreja, respondió ayer al líder cubano,

Fidel Castro, sin nombrarlo, reafirmando la vocación del Gobierno español favorable a nuestro ingreso en

la OTAN.

Ante la Comisión de Asuntos Exteriores del Senado, donde explicó la política exterior del Gabinete

centrista, el jefe de la diplomacia española desmintió también, indirectamente, que nuestra presencia en la

Conferencia de Países No Alineados suponga hacer una política tercermundista. Afirmó la opción

europea y occidental de España.

Desde que días pasados Fidel Castro invitó a España a que no se incorpore a la OTAN, aprovechando la

presencia en La Habana del secretario de Estado de Asuntos Exteriores, ayer se produjo la primera

respuesta de un cualificado miembro del Gobierno.

Marcelino Oreja afirmó ante los senadores que el ingreso de España a la OTAN es un objetivo de la

política exterior del Gobierno centrista. Precisó que estaría precedido del correspondiente debate

parlamentario y de la necesaria decisión nacional.

Ni tercermundista ni neutralista

El ministro de Asuntos Exteriores manifestó que «España ni ha pretendido ni pretende hacer una política

neutralista o tercermundista». En este sentido, señaló que nuestro país forma parte del sistema occidental

y ha concluido un Tratado de Amistad y Cooperación con los Estados Unidos.

Dijo que este tratado será renovado en 1981, y recordó que, a través del Comité Coordinador de

Relaciones con la OTAN, órgano previsto en el tratado, el Gobierno ha enunciado siempre su vocación

atlantista y ha sido puntualmente informado de las deliberaciones y políticas acordadas por la Alianza

Atlántica.

Durante una ronda de preguntas a las que se sometió el ministro, ningún representante de la oposición de

izquierda aludió a estos temas. Los socialistas se interesaron principalmente por el proceso de

descolonización del Sahara y por el reconocimiento del Frente Polisario.

Oreja empezó su exposición, precisamente, afirmando que la política exterior española es prioritariamente

una política europea y occidental, que se proyecta a través de una acción coherente, eficaz y coordinada.

La opción europea, según el ministro de Asuntos Exteriores, se concreta en nuestra activa participación en

el Consejo de Europa y en la adhesión a las Comunidades Europeas.

Respecto a este segundo tema, recordó que las negociaciones formales se iniciaron el pasado día 5 de

febrero y que el próximo 18 de septiembre tendrá lugar una nueva sesión negociadora.

Marcelino Oreja afirmó que se habían logrado solucionar algunos problemas concretos, como el de la

pesca, materia en la que se negoció un acuerdo marco con la Comunidad, y también en materia textil y

siderúrgica, que son algunas de las áreas más conflictivas de las relaciones de España con el Mercado Co-

mún.

Mogreb: Controlar la tensión

La política exterior respecto al Mogreb, según Oreja, tiene en cuenta básicamente la seguridad y pro-

tección de los intereses españoles que se ven afectados en la zona.

Sobre el Sahara, el ministro de Asuntos Exteriores indicó que España está pagando las consecuencias de

no haber realizado la descolonización a su tiempo, es decir, antes del primer Gobierno de la Monarquía.

Afirmó que nuestra poli-tica en estos momentos se atiene a las resoluciones de la OUA y de la ONU,

destacando que España dejó de ser potencia administradora en febrero de 1976. Se pretende el

restablecimiento del máximo de cooperación con los países vecinos y el control de la tensión que produce

la situación creada. Señaló la disposición española a prestar apoyo humanitario al pueblo saharaui.

Preguntas del PSOE

Preguntado por el portavoz socialista, Fernando Moran, si los Acuerdos de Madrid habían decaído,

Marcelino Oreja respondió que el Sahara es un territorio con estatus internacional pendiente de la autode-

terminación.

Respecto a la conveniencia o no de la denuncia por parte de España de esos acuerdos, el ministro mani-

festó que tendría el mismo efecto que si se declarase nulo un matrimonio que nunca existió. La denuncia,

añadió, significaría reconocer las responsabilidades anteriores a la firma del acuerdo.

Acerca del reconocimiento del Frente Polisario como único representante del pueblo saharaui, Marcelino

Oreja dijo que España no reconoce movimientos, ni Gobiernos, sino Estados. Admitió que es un hecho

que el Frente Polisario es parte del pueblo saharaui en armas. El reconocimiento como parte interesada en

el conflicto lo demuestra la entrevista mantenida por el presidente Suárez con el secretario general del

Frente.

El senador centrista Justino de Azcárate se interesó por la política iberoamericana y por conseguir un

estatuto para los refugiados políticos.

El ministro manifestó que volvería a comparecer ante la Comisión de Exteriores del Senado cuando así se

le solicitara.

 

< Volver