Autor: Reinlein García-Miranda, Fernando. 
 Fernando Morán: El tratado bilateral, mejor que la entrada en la OTAN. 
 El PSOE seguirá de cerca los acuerdos con U. S. A.     
 
 Diario 16.    25/11/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Fernando Moran: El tratado bilateral, mejor que la entrada en la OTAN

El PSOE seguir  de cerca los acuerdos con U.S.A.

El Partido Socialista Obrero Espa¤ol (PSOE) tratar  de organizar un comit‚ de seguimiento para la

negociaci¢n del Tratado de Amistad y Cooperaci¢n de Espa¤a con Estados Unidos, seg£n manifest¢ el

senador socialista Fernando Moran al grupo de periodistas que integran el Club Marte. Seg£n Fernando

Moran, la pol¡tica de defensa espa¤ola podr¡a orientarse, en los pr¢ximos a¤os, a trav‚s del tratado

bilateral sin necesidad de una incorporaci¢n espa¤ola a la Alianza Atl ntica.

Femando REINLEIN

Madrid - La creaci¢n del comit‚ de seguimiento para la negociaci¢n del tratado por parte de los

socialistas podr¡a ser contestada por el Gobierno en aplicaci¢n estricta de la Constituci¢n, en el sentido de

que el Gobierno negocia los tratados que tendr n que ser posteriormente aprobados por el Legislativo.

El actual tratado con U.S.A. termina su vigencia en septiembre del a¤o pr¢ximo y, aunque ya se han

realizado algunas reuniones exploratorias, las sesiones negociadoras propiamente dichas no es probable

que comiencen antes de la pr¢xima primavera.

La definici¢n de una pol¡tica de defensa espa¤ola ha sido echada de menos por los comentaristas en los

£ltimos tiempos. La pol‚mica OTAN si, OTAN no, parece haber descendido desde que las declaraciones

del entonces ministro de Asuntos Exteriores, Marcelino Oreja, las colocara en un punto  lgido. En ellas,

Oreja lleg¢ a hablar del a¤o pr¢ximo como fecha para la incorporaci¢n espa¤ola a la Alianza.

Estas declaraciones cuyo exacto contenido y forma eran al parecer desconocidas por el propio presidente

Su rez, animaron entonces la pol‚mica que ahora ha quedado relegada, aunque el Gobierno de UCD

mantiene, y as¡ lo ha hecho constar en la Conferencia de Seguridad de Madrid, una posici¢n claramente

proatlantista.

La negativa socialista a aceptar la incorporaci¢n de Espa¤a a la OTAN ha sido criticada por no ir acompa-

¤ada de una alternativa concreta de defensa, extremo reconsiderado £ltimamente por el PSOE, que pro-

bablemente definiera esta alternativa en fecha no lejana

El tratado bilateral

Seg£n el senador socialista Fernando Moran, la contribuci¢n espa¤ola a la defensa de Europa occidental a

trav‚s del tratado bilateral con U.S.A. proporciona a Espa¤a una serie de ventajas mayores que la inte-

graci¢n a la OTAN, descartada por poco realista una pol¡tica de neutralidad.

A trav‚s de los tratados bilaterales, los riesgos espa¤oles, en caso de una confrontaci¢n, no ser¡an los

mismos que estando ®en primera l¡nea¯, y proporcionar¡an a la diplomacia espa¤ola una mayor

autonom¡a en el  mbito internacional, extremos que no son mal vistos por nuestros aliados americanos,

seg£n pudo detectar el Club Marte en fuentes estadounidenses.

Aunque la pol¡tica oficial americana no deja de repetir que es un tema que compete a los espa¤oles, en

medios diplom ticos U.S.A. y espa¤oles no se descarta que al Pent gono le interese un aliado que, a

trav‚s del pacto bilateral, resuelva las necesidades estrat‚gicas y log¡sticas del flanco sudoccidental de

Europa.

No obstante, y de cara a la negociaci¢n del tratado, seg£n manifest¢ Fernando Moran, el Gobierno

debe tener bien claro si la entrada en la OTAN se propondr  a la opini¢n p£blica espa¤ola en un corto

plazo, pues esta disposici¢n condicionar¡a la letra y el esp¡ritu del tratado y sus sesiones negociadoras.

Seg£n pudieron averiguar los periodistas del Club Marte en c¡rculos pr¢ximos a la diplomacia espa¤ola,

Espa¤a y Estados Unidos buscar n sus  reas de inter‚s com£n y es deseo de la diplomacia espa¤ola que

desaparezca, en el nuevo tratado, la dicotom¡a facilidades a cambio de ayuda armament¡stica.

Estas  reas de inter‚s com£n y la participaci¢n activa de Espa¤a en su defensa pueden evitar que los

Estados Unidos presionen para utilizar las bases en conflictos con terceros pa¡ses, y podr¡a al mismo

tiempo beneficiar a Espa¤a en la potenciaci¢n de nuestras necesidades militares.

Se da la circunstancia de que U.S.A. puede utilizarlas bases a£n con el presente tratado en los supuestos

citados haciendo repostar sus aviones en bases espa¤olas y m s tarde realizando escalas intermedias en

otros pa¡ses, con lo que la letra del tratado no se conculcar¡a. No obstante, en los momentos en que U.S.A.

pidi¢ estas facilidades al Gobierno espa¤ol, y ‚ste se las neg¢, no utiliz¢ ese subterfugio, seg£n

aseguraron fuentes espa¤olas y americanas.

 

< Volver