Autor: Gallego-Díaz, Soledad. 
   Felipe González: "España debe permanecer fuera de la OTAN"     
 
 El País.    29/04/1981.  Página: 1, 13. Páginas: 2. Párrafos: 11. 

Felipe González: "España debe permanecer fuera de la OTAN"

SOLEDAD GALLEGO-DI AZ. Amsterdam.

El secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE). Felipe González, afirmó ayer ante los

principales líderes de La Unión de Partidos Socialistas de La CEE, reunidos en Amsterdam, que está

firmemente convencido de la necesidad de mantener a España fuera de La Alianza Atlántica, tanto por

razones de política interna como de política internacional.

Según pudo saber EL PAÍS, por primera vez Willy Brandt. presidente de la Internacional Socialista y

destacado miembro del Partido Social Demócrata de la República Federal de Alemania, se mostró

plenamente de acuerdo con el análisis de Felipe González, y señaló que era muy peligrosa en este

momento una modificación de la relación entre los bloques militares. El presidente del Partido Socialista

holandés. Joop den Uyt, por su parte, afirmó comprender la posición socialista y denunció los intentos de

la Administración Reagan de presionar a España para que ingrese en la OTAN.

Felipe González declaró a este periódico que el PSOE estaba decidido a forzar un referéndum nacional

sobre la adhesión o no de Española a la OTAN.

Willy Brandt expresa en Amsterdam sus coincidencias con los criterios de Felipe González

Socialistas europeos apoyan al PSOE en su deseo de aplazar la incorporación de España a la OTAN

Viene de primera página «Es inconcebible que se quiera unir a nuestro país a un pacto militar multilateral

a espaldas de la opinión pública», afirmó Felipe González. El líder socialista se mostró irritado por la

forma en la que el presidente del Gobierno, Leopoldo Calvo Sotelo, suscitó este tema durante su viaje a

Alemania Occidental y señaló que Calvo Sotelo tiene ante sí dos posibilidades: convocar directamente el

referéndum o esperar hasta la próxima confrontación electoral para que esta cuestión pueda ser objeto de

un debate serio y de elección por parte de los españoles. «Si no se sigue esta vía», añadió, «el PSOE

reunirá las 500.000 firmas necesarias y forzará la convocatoria del referéndum».

El secretario general del PSOE afirmó que varios países miembros de la Alianza «comprenden muy bien

la actitud de los socialistas españoles», aunque no quiso precisar de cuáles se trataba.

Willy Brandt declaró a EL PAÍS que la adhesión o no de España era un tema que debían decidir los

españoles, y que los socialistas de nuestro país debían decidir ellos solos en base a la situación de España.

«Los argumentos expuestos por Felipe González», añadió, «tienen un peso considerable. Si la OTAN

tiene otro miembro, el otro bloque puede desear buscar su ampliación y el status actual en la región del

Mediterráneo podría resultar cambiado. Creo que es un argumento que debe ser estudiado con la mayor

atención».

En la sesión a puerta cerrada, Brandt fue más taxativo. Se mostró plenamente de acuerdo con el análisis

sobre la situación internacional efectuado por el líder socialista español. Por su parte, el secretario general

del Partido Socialista flamenco, Karel Van Miert, se mostró igualmente claro: «Estoy de acuerdo con lo

que ha dicho González. La adhesión de España podría excitar a la Unión Soviética y traer consecuencias

para Yugoslavia, lo que supondría la militarización completa de Europa y un aumento considerable de la

tensión actual». Van Miert dijo que había defendido esta postura en el seno del Gobierno belga, del que

forma parte su partido, y que lo haría también cara a la Alianza Atlántica.

La misma opinión la compartió el secretario de relaciones internacionales del Partido de los Trabajadores

de Holanda, Maarten van Traa: «En mi partido hemos hablado y discutido esta cuestión. No se trata

solamente de que expresemos nuestra solidaridad con el PSOE, sino de que, según el análisis de la

situación política internacional que nosotros hacemos, no deben ampliarse los bloques actuales». El

Partido Socialista holandés tiene grandes posibilidades de resultar vencedor en las elecciones generales

que se celebrarán a fin de mes.

La primera ministra de Noruega, Gro Harlen, interrogada por esta corresponsal, se mostró más cauta.

Señaló que su partido no había tomado aún posición.

Felipe González intervino ante la Unión de Partidos Socialistas de la Comunidad Europea con motivo de

haberle sido concedido el Premio Wilhelm Droscher, instituido por dicha unión para premiar la labor en

favor de la democracia y del socialismo. El primer Premio Droscher fue concedido a Sicco Mansholt, uno

de los creadores de la política agraria comunitaria.

González dijo que si España no hubiera quedado descolgada de la democracia después de la segunda

guerra mundial sería probablemente hoy, dada su posición geográfica y geoestratégica, miembro de la

OTAN. «Pero no fue así, y España hizo un pacto con Estados Unidos». El líder socialista pidió un

esfuerzo de comprensión «a sus compañeros europeos». «Estamos en contra de la integración», explicó,

«pero no de la Alianza.

 

< Volver