Autor: Alférez Callejón, Antonio. 
 Calvo-Sotelo se entrevistó con Carstens antes de abandonar la RFA. 
 Madrid, más inclinado por el padrinazgo alemán que USA frente a la OTAN     
 
 ABC.    05/05/1981.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

29 ABRIL 5 MAYO 1981

POLÍTICA

ABC INTERNACIONAL/ 15

Calvo-Sotelo se entrevistó con Carstens antes de abandonar la RFA

Madrid, más inclinado por el padrinazgo alemán que USA frente a la OTAN

BONN (Antonio Alférez, enviado especial). Con una entrevista con Karl Carstens, jefe del Estado

alemán, terminó la primera visita al extranjero del presidente del Gobierno español, Leopoldo Calvo-

Sotelo. La conversación Carstens-Calvo-Sotelo se centro en los mismos temas que el «premier» español

había expuesto la víspera al canciller Schmidt: Mercado Común y OTAN, terrorismo, autonomías y

perspectivas económicas.

Carstens. que vendrá a España después del verano en visita oficial, prolongó la conversación con Calvo

Sotelo un cuarto de hora mas allá de lo previsto en el protocolo. Tampoco estaba prevista en el protocolo

la presencia del vicecanciller Genscher en el aeropuerto para despedir a Calvo-Sotelo. El detalle del

dirigente liberal —que acabo dándole un pequeño plantón al británico lord Camngton, que a esa misma

hora llegaba al aeropuerto de Bonn— fue el último gesto amable de unos anfitriones que han estado

cálidos en contraste con el tiempo meteorológico.

MATICES NECESARIOS

Leopoldo Calvo-Sotelo parecía satisfecho de los resultados de este viaje. Posiblemente no le falten

motivos. Esta visita no podía catalogarse ni como «éxito» ni como «fracaso». Sencillamente, ha sido una

ocasión útil y sumamente clarificadora Calvo-Sotelo ha venido repitiendo desde el discurso de investidura

el estribillo de que su política exterior iba a ser "europea, occidental, atlántica». Atención al orden de los

adjetivos, la OTAN es una organización occidental, tan europea como atlántica, y las cosas pueden variar

bastante según entremos en la Alianza Atlántica del brazo de Alemania federal en vez de apadrinados por

Estados Unidos. El tema cobra especial dimensión si tenemos en cuenta que en Bonn gobiernan los

socialdemócratas, tan ligados y tan próximos a nuestro PSOE, partido que por el momento mantiene su

oposición al ingreso de España en la OTAN.

Pero había más temas en la agenda de conversaciones entre Calvo-Sotelo y Pérez-Llorca con Schmidt y

Genscher. Estaba, principalmente, la cuestión comunitaria y «el caso francés», ambos conectados. Parece

evidente que el presidente español, obsesionado lógicamente en mantener buenas relaciones ante todo con

los vecinos, no va a rehuir el «contencioso francés», pero es evidente que éste no era el momento para

viajar a París, de la misma manera que siempre será conveniente acudir a Francia con la comprensión del

mejor amigo de los rectores de la V República.

El tema comunitario no solo se tocó a alto nivel, sino que se descendió a detalles concretos. Calvo-Sotelo,

Mr. Europa en anteriores Gabinetes españoles, conoce perfectamente el «dossier» comunitario, y esto ha

sido una baza interesante en este viaje Por poner un ejemplo, citaré un detalle que nos contaba el propio

presidente en conversación informal en la Alcaldía de Hamburgo. En las conversaciones Schmidt-Calvo-

Sotelo se habló hasta de las implicaciones que supondría el apoyo al aceite de oliva español, ayuda que

podría compensarse con una sobretasa sobre la soja importada.

Calvo-Sotelo, en resumen, sale reforzado —es una opinión de este enviado especial— tras este primer

viaje al exterior. Su política coherente y clarificadora ha sido bien acogida por los gobernantes de este

país, cuya opinión pública aun anda sobresaltada por el tejerazo del 23-F

 

< Volver