Hacia la OTAN     
 
 ABC.    05/05/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Crónica de la semana

HACIA LA OTAN

La primera salida oficial al extranjero del presidente Calvo Sotelo ha sido a Bonn. Alemania es,

hoy por hoy, el primer valedor europeo del régimen español y es lógico que allí se dirijan los

pasos de Calvo-Sotelo, cuando además las relaciones con Francia no son óptimas y para

colmo anda metida en trances electorales. Indiscutiblemente, las conversaciones en la

República federal se han centrado en la incorporación de España a la CEE y a la OTAN. El

primer tema es complejo y en la demora para nuestro ingreso pesan las circunstancias internas

del Mercado Común. No ocurre lo mismo con la Organización del Tratado del Mercado Común,

donde existe una decidida actitud del Gobierno y el aparente apoyo de sus más calificados

miembros. Ahí no hay problema. Este se encuentra en el propio país y por parte de los partidos

de la izquierda. Socialistas y comunistas se oponen, aunque en aquellos se advierte menos

presión que en el pasado. Pero Calvo-Sotelo está dispuesto a mantener su postura, para lo que

cuenta con el apoyo de las Fuerzas Armadas, y es previsible nuestra integración antes de fin

de año, zanjando el asunto antes de 1982, cuando se espera un movido proceso electoral,

incluso elecciones generales al Parlamento.

Ha sido este escenario de sendos debates legislativos de suma importancia. Se han aprobado

la ley de Defensa de la Constitución, llamada también ley de Defensa de la Democracia, y la

que regula los estudios de alarma, excepción y sitio. Ambas responden, independiente de su

necesidad legal, a la situación provocada por el golpe de Estado del 23 de febrero y tratan de

evitar, en cuanto sea posible, la inseguridad nacional en casos de emergencia.

Desgraciadamente, los buenos propósitos no bastan y pese al aldabonazo golpista y sus

connotaciones naturales, con motivo de la festividad de San Jorge, patrón de Barcelona, se

celebró allí una manifestación, no muy numerosa de público, bajo el lema "Som una nació". El

uso del concepto nación en los entes autonómicos enerva y enfrenta a los diversos estamentos

sociales y políticos, pues muchos ven en él semillas de dispersión y aun de separatismo. La

nación vasca y la nación catalana son conceptos que chocan con la unidad de España, máxime

cuando ya se habla de los ambientes ultraizquierdistas de la nación andaluza. Contra el uso y

abuso del termino se envía ahora al Congreso un proyecto de ley que armonice las

disposiciones normativas de las Comunidades autónomas, que, naturalmente, cuenta con la

oposición de estas. Sin embargo, para cualificados medios políticos, el mal radica en la

aceptación del concepto de nacionalidad en la propia Constitución.

El mundo intelectual ha sido protagonista estos días por muy diversos motivos. El 23 se

conmemoraba el CCCLXV aniversario de la muerte de Cervantes, coincidente exactamente con

la de Shakespeare, y ese mismo día falleció el patriarca de las letras catalanas Josep Pla. Tan

luctuoso suceso tuvo su contrapunto en dos emotivos actos: la entrega del premio Cervantes,

dotado con diez millones de pesetas, al uruguayo Onetti, por parte de Su Majestad el Rey, en la

Universidad de Alcalá de Henares, y la recepción que Don Juan Carlos ofreció en el Palacio de

la Zarzuela a las gentes do la pluma, como es ya tradicional en el aniversario cervantino. Aquí

todo fueron sonrisas y parabienes, justo homenaje, de otra parte, a la sufrida y no siempre

comprendida clase intelectual.

 

< Volver