Autor: A. P.. 
 Fraga habla de los objetivos de la Conferencia de Bilderberg. 
 Clarificar el futuro     
 
 Pueblo.    25/04/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Fraga habla de los objetivos de la Conferencia de Bilderberg

CLARIFICAR EL FUTURO

«El mundo que se nos viene encima es muy distinto al que hemos estado viviendo»

Lo que más preocupa: la recesión económica, cómo salir de ella y afrontar los cambios sociales que se

avecinan

LONDRES, 25. (De nuestro corresponsal, A.P.)

"Las reglas del juego, como ustedes saben, son las de que se puede decir de qué se ha hablado. Pero, si he

sacado una impresión general de estos dos días y medio de reuniones en las que han intervenido un gran

número de personalidades internacionales, esta impresión es la de que, en un momento de cambio como

éste, hay tres cosas claras: primero, que estamos en una gran recesión económica; segundo, que hay que

salir de ella, y tercero, que el mundo económico-social o, si lo prefieren, político-económico que surja de

estos años va a ser muy distinto de aquél en el que hemos estado viviendo desde el fin de la guerra

mundial», declaró anoche en Londres, y momentos antes de emprender su regreso a España, el secretario

general de Alianza Popular, Manuel Fraga Iribarne, al término de la Conferencia Bilderberg.

«Así —continuó el señor Fraga Iribarne, estos intercambios son útiles para contrastar ideas e ir fijando

puntos de vista. Aparte de las reuniones propias de la conferencia en si, como se puede suponer, están las

conversaciones privadas. Personalmente habré visto a unas cien personas, de las cuales a unas las conocía

de antes y a otras no. Y, lógicamente, me he entrevistado con políticos británicos de los dos lados de la

Cámara, tanto conservadores como laboristas.»

La XXV edición de la Conferencia Bilderberg —en la que por primera vez, desde la creación de ésta,

participó un español— contó con la asistencia de un nutrido número de destacadas figuras

internacionales. Entre ellas se encontraban el canciller de la República Federal Alemana, los primeros

ministros de Suecia e Islandia, el vicecanciller de Austria, los ministros de Asuntos Exteriores de Irlanda

y Portugal, ministros de Canadá, Italia, Holanda y del Gobierno laborista británico, el secretario general

de la O. T. A. N. y el de la O. C. D. E.: financieros, como Rothschild y Rockefeller; hombres de empresa,

como Agnelli, presidente de la Fiat italiana, periodistas —aunque no en calidad de tales— y un grupo de

sindicalistas, preferentemente norteamericanos.

Las Conferencias Bilderberg se celebran a puerta carrada para crear un clima de mayor sinceridad en las

intervenciones, y no tienen ningún carácter decisorio. El tema principal de la presente edición ha sido las

relaciones NorteSur, las relaciones entre los países desarrollados y subdesarrollados. Este tema se dividía

en una serie de ponencias y subponencias —aparte de dejarse abierta la agenda—, lo que ha permitido

que se hablara también de las relaciones entre Europa y Norteamérica, con la nueva Administración

Carter, de la recesión mundial y de la economía mixta adoptada por los países a los que pertenecen los

participantes y en la que coexiste una intervención continua del Estado y una suerte de economía de

mercado, las nacionalizaciones y la libre iniciativa. Por último se estudió también el tema de las dos

Europas, entendiendo por tales las formadas por los países integrados en comunidades y la de los países

que están fuera de ellas. Al tocarse este tema hubo intervenciones por parte de asistentes de Austria y

Portugal y del secretario general de Alianza Popular, que habló de «Las dos Europas».

 

< Volver