El presidente asumió toda la responsabilidad. 
 "No cederé a las presiones"     
 
 Diario 16.    28/10/1981.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 13. 

EL PLENO DE LA ALIANZA ATLÁNTICA

FUE GANADO POR EL GOBIERNO Y SUS ALIADOS

El presidente asumió toda la responsabilidad

No cederé a las presiones

El diputado centrista Emilio Attard pidió la palabra para responder a las alusiones de Carrillo, señalando

que «de modo malévolo y feo se han traído a esta Cámara los problemas de UCD, cuando en el País

Vasco y en Galicia se rompe el PCE, y UCD decide entrar en la OTAN, fiel a su programa, precisamente

para recuperar los votos perdidos».

Carrillo respondió reconociendo que el PCE tiene problemas, «aunque menos que UCD», pero destacó

que «quien va a meter a España en la OTAN son ustedes y no el PCE; y usted ha dicho que su partido

quedará con 80 diputados y va a ser el que decida el futuro de 37 millones de españoles».

Felipe

Cerrada esta polémica intervino el líder socialista, Felipe González, destacando, de entrada, que por

encima de discrepancias ideológicas hay fuerzas políticas que queriendo o no el ingreso de España en la

OTAN desean que se consulte al pueblo.

Felipe González se preguntó por las razones internas que aconsejan el ingreso en relación con la

seguridad de 37 millones de españoles y si existen esas razones, se interrogó por los planes defensivos

que baraja el Gobierno.

Compromiso

Felipe González, después de reiterar formalmente al presidente del Gobierno que consulte al pueblo

español la decisión de ingresar en la OTAN, anunció que el PSOE mantendrá el referéndum como

compromiso para que, tarde o temprano, esta cuestión se someta al pueblo, palabras que fueron acogidas

con aplausos por los socialistas.

Felipe González terminó diciendo que «confío en que todavía el Gobierno hará la consulta popular;

nuestro planteamiento, sin gritar, es que no queremos que España entre en la OTAN, pero, por respeto al

pueblo, queremos que se le consulte. Si se consulta consideraremos el asunto cerrado, si no, no».

Calvo-Sotelo

Inmediatamente después salió a responder el presidente del Gobierno para recordar que el artículo 92 de

la Constitución le atribuye a él, exclusivamente, la facultad de pedir al Rey la convocatoria de un

referéndum. «No es competencia ni del Gobierno ni de la mayoría parlamentaria, cuando unas minorías

dentro del Parlamento piden un referéndum, va más allá de la voluntad constituyente.»

CALVO-SOTELO: «Antes que un derecho del pueblo a ser consultado, hay una obligación de

los parlamentarios de decidir»

Calvo-Sotelo, en una intervención preparada, que sería entregada por escrito a la prensa, argumentó que

«endosar a los ciudadanos una decisión importante y, al mismo tiempo, compleja, difícilmente reducible a

los términos escuetos de una consulta, sería una dejación por parte de esta Cámara de sus propias

responsabilidades. En una democracia parlamentaria, como la que define nuestra Constitución, los

representantes, los parlamentarios, han de aceptar sus responsabilidades sin transferirlas al cuerpo

electoral. Antes que un derecho del pueblo a ser consultado hay una obligación nuestra, como

parlamentarios, de decidir».

No cederé

El presidente del Gobierno afirmó rotundamente lo siguiente: «Quiero decir que no me propongo ceder a

la presión. No convocaré un referéndum, como no se ha convocado en ningún país de la OTAN.» Señaló

que, al mantener esta línea, «trato de fortalecer las Cortes frente a los grupos extra-parlamentarios, a

quienes sin duda favorece sustraer los debates a las Cortes y llevarlos a la calle».

Calvo-Sotelo terminó su argumentación con una serie de citas. «Hago mías, para terminar, estas palabras:

"... El referéndum puede suponer la manipulación de la pregunta; puede dividir en algunos aspectos al

país en dos grandes bloques, lo que no es positivo en estos momentos." Son palabras —recordó el

presidente— recogidas del "Diario de Sesiones", dichas en la Cámara en junio de 1978 por el diputado

socialista señor Peces Barba.»

Calvo-Sotelo continuó: «Y recuerdo también estas otras: "Observamos que hay demasiada prisa por

incorporar a España a la OTAN, sobre todo en algunos países, como por ejemplo en Estados Unidos.

Nosotros creemos que es una decisión que debe asumir el pueblo a través de sus representantes

legítimos."»

Citas

Calvo-Sotelo señaló que estas palabras las había tomado de unas declaraciones a «El País», en fecha que

luego sería tristemente famosa —23 de febrero de 1977—, hechas por el secretario general del PSOE,

Felipe González.

El presidente del Gobierno también aludió a la resolución del congreso del PCE, en 1978, que decía que

las Cortes deberían decidir el asunto de la OTAN después de la transición.

FELIPE GONZÁLEZ: «Tarde o temprano se celebrará el referéndum»

 

< Volver