Autor: Reinlein García-Miranda, Fernando. 
 ... A pesar de la oposición socialista y comunista. 
 Oliart despachó la política defensiva en diez minutos     
 
 Diario 16.    30/10/1981.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 23. 

EL PLENO DE LA ALIANZA ATLÁNTICA

Diario 16/30-octubre-81

Pág. 5

... A PESAR DE LA OPOSICIÓN SOCIALISTA Y COMUNISTA

Oliart despachó la política defensiva en diez minutos

El ministro de Defensa, Alberto Oliart, dedicó unos breves diez minutos, diez, a explicar al Pleno del

Congreso la política defensiva de la nación. La mayor parte de ellos se fueron en glosar la superioridad

bélica del Pacto de Varsovia. Del «diálogo geoestratégico» entre Oliart y Felipe González salieron pocas

novedades.

Fernando REINLEIN

El anunciado discurso del ministro de Defensa, Alberto Oliart, de más de una hora de duración, en el que

se esperaba que respondiese a las cuestiones planteadas por los socialistas sobre el plan de defensa

español, se redujo ayer a una intervención de poco más de diez minutos en la que el ministro analizó las

amenazas, fundamentalmente la que representa para nuestro país el potencial bélico del Pacto de

Varsovia.

En un discurso que sorprendió a todos por su brevedad, pero muy bien estructurado, Alberto Oliart fue

desgranando número y proporciones de aviones, buques de superficie, submarinos y carros de combate y

de artillería, con los que la superioridad soviética abruma a Occidente, según el ministro español.

El más poderoso

Así, a tenor de las cifras manejadas ayer en el hemiciclo, la Unión Soviética es superior a la OTAN en las

proporciones de 2,6 a 1 en divisiones; 2,5 en carros de combate; 1,4 en aviones, y 10 a 1 en artillería en el

teatro europeo. La superioridad estratégica y táctica nuclear también fue reseñada, sin que, tanto en caso

de guerra convencional como atómica, la superioridad tecnológica de Occidente pueda hacer cambiar el

signo de la balanza.

«Ningún país —dijo—, ni siquiera Estados Unidos y, por tanto, mucho menos España, puede enfrentarse

al Ejército más poderoso a nivel europeo y planetario.» La defensa para España, por tanto —una vez

rechazada la neutralidad armada por costosa e inviable, según Oliart—, pasa bien los pactos bipolares,

como el mantenido hasta ahora con Estados Unidos, bien por la Alianza multilateral que supone la

OTAN.

Disuasión

El ministro aseguró que, para garantizar la defensa de España, hay que garantizar también la disuasión

ante la amenaza y la posibilidad de respuesta en caso de un ataque, extremos que, dentro de la OTAN, se

pueden lograr.

Previamente, el ministro

se refirió a las preguntas formuladas por Felipe González sobre si existía un plan de defensa y si se cubre

actualmente la seguridad de la nación. Oliart recordó la existencia de las directrices de la defensa

nacional, con fecha de 1 de abril de 1980 que fueron firmadas por el anterior ministro, Agustín Rodríguez

Sahagún, y el entonces presidente del Gobierno, Adolfo Suárez. De estas directrices y de los trabajos de

la JUJEM se elaboró el Plan Estratégico Conjunto (PEC), que está en revisión anual a la espera de que se

incorpore al mismo el objetivo de fuerza conjunto.

Sobre si se cubre la seguridad, Oliart dijo que en caso de un conflicto no global con alguno de nuestros

enemigos potenciales, las Fuerzas Armadas españolas estaban perfectamente capacitadas. Pero, en caso

de un conflicto global desencadenado por el de Varsovia, la respuesta era completamente distinta.

Felipe González intervino a continuación para concretar sus preguntas en cinco cuestiones, en las que

entró de lleno en consideraciones de tipo estratégico. De las respuestas de Alberto Oliart a estas

cuestiones González entendió que el Ministerio de Defensa y el Gobierno asumían el criterio de que las

condiciones de integración en la OTAN y las consecuencias de esta adhesión en el tema Gibraltar y la

defensa de Ceuta y Melilla serían discutidas una vez que España se incorporase a la Alianza, criterio que

el líder socialista dijo no compartir en absoluto.

 

< Volver