Reacciones en Europa a la votación en el Congreso de los Diputados. 
 El secretario de la OTAN felicita al Gobierno español por su mayoría en el Parlamento     
 
 El País.    31/10/1981.  Página: 14. Páginas: 1. Párrafos: 18. 

Reacciones en Europa a la votación en el Congreso de los Diputados

El secretario de la OTAN felicita al Gobierno español por su mayoría en el Parlamento

El secretario general de la OTAN, Joseph Luns, ha expresado al Gobierno español «su más calurosa

felicitación» por la amplia mayoría obtenida en el Parlamento respecto a la solicitud de ingreso en la

Alianza Atlántica. La actitud de Luns, realizada «a título personal», constituye la reacción más destacada

a la votación realizada en la noche del viernes en el Congreso de Diputados, que por 186 sufragios contra

146 autorizó al Gobierno para solicitar la adhesión a la Alianza Atlántica. En general, las relaciones

registradas en los diferentes países y foros internacionales se caracterizaron ayer por la prudencia respecto

a esta cuestión.

El secretario general de la Organización para el Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Joseph Luns,

telefoneó ayer al embajador de España en Bélgica, Nuño Aguirre de Cárcer, para «felicitarle y rogarle que

exprese su más calurosa felicitación al presidente del Gobierno español y al ministro de Asuntos

Exteriores, por la amplia mayoría que han obtenido en el Parlamento», según manifestó a EL PAIS el

propio embajador español. Luns se negó, sin embargo, a hacer declaraciones a la Prensa.

«La felicitación del señor Luns se ha realizado a título personal», explicó el portavoz oficial de la Alianza

Atlántica, quien añadió que la OTAN no reaccionaría formalmente antes de que llegue a Bruselas la

comunicación oficial del Gobierno de Madrid expresando su deseo de adherirse al tratado de Washington,

según informa nuestra corresponsal, Soledad Gallego-Díaz.

La noticia de que el Gobierno de Calvo Sotelo había superado positivamente la votación en el Congreso

de los Diputados fue celebrada con champán en una cena que se celebró, el pasado jueves, en la embajada

de Noruega. Aguirre de Cárcer telefoneó a las once de la noche a Madrid para conocer el resultado de la

votación, y lo comunicó públicamente a sus colegas, los representantes permanentes ante la OTAN de

Noruega, Italia, Dinamarca y los Países Bajos, quienes pidieron que se descorcharan algunas botellas para

celebrarlo.

Según el embajador español, «entre los asistentes se encontraba un muy alto funcionario sueco que se

unió a la alegría general». Suecia es un país neutral, que no pertenece a la Alianza Atlántica.

Según informaciones recogidas por EL PAIS en medios diplomáticos, el Gobierno de Calvo Sotelo puede

retrasar el envío de la notificación oficial a fin de que la llegada de la carta española pueda recibir la

inmediata respuesta positiva por parte del Consejo Atlántico (representantes permanentes de todos los

países miembros). Dos países, Dinamarca y Noruega, han comunicado ya que antes de dar el visto bueno

de sus respectivos Gobiernos para que se invite a España a adherirse a la OTAN, deberán consultar con

sus Parlamentos nacionales. Se trata de un trámite extra, que no es necesario en los demás miembros de la

Alianza, en los que sólo se acudirá al Parlamento para solicitar la ratificación del tratado de Washington,

ampliado a España.

LONDRES

Una "oportunidad", no una "solución" para Gibraltar

En el Reino Unido, según informa nuestro corresponsal en Londres, Andrés Ortega, la votación en el

Congreso de los Diputados a favor del ingreso de España en la OTAN no ha sido muy destacada,

especialmente si se piensa que España sería el primer país en veintiséis años que ingresa en esta

organización.

En medios informados británicos no se considera demasiado sería la idea de que el ingreso español en la

OTAN tiene, por fuerza, que servir para resolver el problema de Gibraltar. En medios oficiales se

considera más bien que ésta es una oportunidad, pero no una solución para volver a lanzar las

negociaciones sobre y para abrir la verja del Peñón.

La entrada de España en la OTAN tiene ventajas evidentes para la Alianza, por lo que aporte en medios y

en profundidad geográfica, y para el Reino Unido en particular, inmerso en un proceso de reducción y de

modernización de su Marina de guerra. La Marina española, el cuerpo de las Fuerzas Armadas españolas

mejor preparado para el ingreso en la OTAN, le quitaría alguna responsabilidad al Reino Unido en la

zona del Atlántico occidental.

URSS

Sin comentarios ni reacciones oficiales

Por su parte, el viceministro soviético, Leonid Illiychev, que preside la delegación de la URSS en la

Conferencia sobre Seguridad y Cooperación en Europa, dijo ayer que prefería no hacer declaraciones

sobre el tema de la entrada de España en la OTAN.

Preguntado por Efe, Illiychev dijo que la posición soviética es de sobra conocida, «y mi presencia en la

capital de España se debe exclusivamente a los trabajos de la Conferencia sobre Seguridad y Cooperación

en Europa, por lo que debo respetar al país anfitrión».

Mientras, la noticia del final del debate parlamentario sobre el ingreso de España en la OTAN la recogía

ayer la agencia oficial soviética Tass sin ningún tipo de comentarios, por lo que todavía no se conoce la

reacción del Gobierno soviético al tema, reacción que frecuentemente llega a través de comentarios y

artículos recogidos por la citada agencia oficial Tass.

YUGOSLAVIA

Temor a un aumento de las presiones soviéticas

La agencia yugoslava de noticias Tanjug considera que la nación española «se ha dividido

profundamente», algo peligroso si se tiene en cuenta «que persisten las ambiciones de vuelta al poder de

los franquistas», informa desde Belgrado nuestro corresponsal Juan Fernández Elorriaga.

Hace unas semanas, el alto funcionario del Partido Comunista yugoslavo Milos Minich declaraba que los

socialdemócratas alemanes habían preguntado a los comunistas yugoslavos si el ingreso de España en la

OTAN no iría a dificultar el estatuto extrabloques de Yugoslavia. Esa era una clara referencia a la

posibilidad de un aumento de presiones soviéticas sobre este país balcánico no alineado, caso de

extensión del Pacto Atlántico.

Un portavoz del Ministerio yugoslavo de Exteriores puntualizó posteriormente a EL PAIS que esas eran

reacciones yugoslavas a nivel de un miembro del partido mientras que «a nivel de Estado, el Gobierno

yugoslavo respetará lo que España decida, no obstante ser obvio que no todas sus decisiones tendrán que

agradarnos».

GRECIA

Podría jugar la carta del veto al ingreso español

Finalmente, círculos próximos al Ejecutivo del PASOK, el movimiento socialista griego en el poder

desde hace dos semanas, han declarado a EL PAIS que Grecia podría decidirse a jugar la carta del veto al

ingreso de España en la OTAN si así conviniera a los intereses internacionales griegos. Contactado en

Atenas un portavoz del PASOK por nuestro corresponsal en Belgrado, Fernández Elorriaga, añadió que

«el pueblo español tiene derecho a decidir su ingreso en la Alianza, pero también Grecia tiene derecho a

jugar la carta del veto, aunque nadie sabe lo que el Gobierno decidirá».

Sobre el hipotético veto griego al ingreso de España en la OTAN, el secretario general del PSOE, Felipe

González, declaraba el pasado día 9 de octubre al enviado especial de EL PAIS a las elecciones griegas,

Juan González Yuste, que en el supuesto de una victoria electoral de los socialistas griegos, el PSOE no

tenía intención de pedirles que actuaran en ese sentido, ya que considera el tema como un asunto

puramente interno que debe ser resuelto por el pueblo español, sin injerencia extranjera.

Felipe González hizo aquella declaración en Atenas, camino de Salónica, donde acudió invitado a un

mitin electoral del PASOK.

 

< Volver